Navidul. Tecnología blockchain para sus ibéricos

Navidul incorporará en sus ibéricos la tecnología blockchain

Navidul incorporará en sus ibéricos la tecnología blockchain

Con el objetivo de ofrecer mayor transparencia para el consumidor, la marca de jamones Navidul ha iniciado la incorporación de la tecnología blockchain a sus piezas ibéricas, tanto jamones como paletas. Un avance en términos de transparencia, seguridad alimentaria y control de calidad, que responde a aquellos compradores que desean saber el origen y el proceso de todo aquello que consumen. 

Según ha explicado Juana Manso, directora de la unidad de negocio de Navidul, esta tecnología permite a los usuarios conocer todos los proveedores que participan en la producción de la pieza. Mediante el escaneo de un código QR que se insertará a partir de mediados de 2021 en la vitola de los jamones y paletas, el consumidor tendrá acceso, a través de su smartphone, a datos como la alimentación del cerdo, dónde se ha curado, el peso final de la pieza o la fecha de consumo preferente

“Hasta ahora, los sistemas de trazabilidad tradicionales permitían monitorizar internamente todas las etapas de producción, transformación y distribución de determinados productos. Con la implementación de la tecnología blockchain, Navidul abrirá procesos a proveedores, clientes y consumidores, favoreciendo mayor transparencia en la cadena de suministro”, ha señalado, por su parte, Tomás Alonso, director de calidad de la marca de ibéricos. 

En la implementación de esta tecnología han participado 11 departamentos de la compañía, y se han adaptado los centros de producción que la marca del Grupo Sigma tiene en Torrijos (Toledo) y Trujillo (Cáceres)

En una primera fase se han modificado las líneas de recepción de materia prima y de empaquetado de producto final para poder introducir las bridas de radiofrecuencia en todas las piezas de ibérico. Además, se han instalado antenas de radiofrecuencia que captarán de forma individual las lecturas de cada brida, subiendo al sistema toda la información de la pieza. 

Así, cuando el jamón pasa por el arco de radiofrecuencia a la hora de empaquetar, este lee toda la información del proceso de la brida que se plasma en un código QR impreso en una etiqueta que luego se colocará en la vitola del jamón. 

Desde la marca de jamones recuerdan que esta tecnología no sólo permitirá conocer la trazabilidad del producto. “Nuestros clientes y consumidores son el centro de nuestra estrategia de negocio. Por ello, aplicando la tecnología blockchain a nuestras paletas y jamones ibéricos, podremos trabajar mejor para satisfacer sus demandas”, ha subrayado Juana Manso

Más noticias de Innovación:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.