DIA crece en ventas comparables en su primer trimestre

Los resultados del primer trimestre de DIA reflejan las primeros frutos del proceso de transformación

Los resultados del primer trimestre de DIA reflejan las primeros frutos del proceso de transformación

La primera fase del proceso de transformación de DIA ha arrojado algo de luz en los resultados de su primer trimestre. Durante los meses de enero, febrero y marzo, a pesar de haber obtenido ventas netas por valor de 1.696 millones de euros, un 12% menos que en 2019, las ventas comparables han crecido un 3%. El COVID-19 ha impactado en los gastos de explotación de la firma, aunque ha mejorado su deuda financiera y su beneficio bruto. 

Según ha informado a los inversores Stephan DuCharme, presidente de DIA, estos resultados son consecuencia de la puesta en marcha de la primera fase del proceso de transformación de la compañía, iniciado en mayo de 2019. Tales frutos derivan de una firme disciplina en costes y en haber reforzado la estructura financiera, que ha traído consigo flujos de efectivo positivos y un descenso de la deuda neta. 

“Contamos con unas bases sólidas gracias al éxito conseguido el año pasado con la incorporación al negocio del más alto nivel, restableciendo los ‘básicos de la distribución’ y creando un nuevo modelo de explotación del grupo que se basa en reforzar y potenciar la dirección a nivel de país, con el apoyo de una ágil estructura central”, ha declarado. 

Durante el primer trimestre de su ejercicio, la cadena de supermercados ha facturado 1.696 millones de euros, un 12% menos que el mismo periodo de 2019. Sin embargo, las ventas comparables han aumentado un 3% y, de acuerdo con DuCharme, este crecimiento también ha continuado en los primeros meses del segundo trimestre. 

La firma ha reducido su partida de costes de reestructuración, de los 67 millones reflejados en 2019 hasta los seis millones en 2020, como consecuencia de haber finalizado la primera fase de su transformación. Esta bajada de costes ha impactado de forma positiva en el ebitda, de 61 millones frente a los 17 millones del primer trimestre de 2019, aunque el ebitda ajustado se ha situado en negativo, -0,5 millones, ante los costes derivados de la crisis sanitaria originada por el coronavirus. 

El margen bruto también se ha contraído, un 3,24%, pasando de los 370 millones a los 358 millones, debido a un aumento de los costes logísticos que han servido para mejorar la oferta de frescos, y los generados por el COVID-19. No obstante, la cadena ha logrado reducir su deuda neta en 36 millones de euros. Y cuenta con un flujo de entrada de 49 millones y una liquidez de 425 millones, cuatro millones más que en el primer trimestre de 2019. 

Nuevo concepto de tienda

La firma que preside DuCharme inicia así la segunda fase de su plan de transformación, donde los equipos de dirección de cada país (España, Portugal, Brasil y Argentina), implementarán una hoja de ruta definida, con supervisión de resultados, orientación estratégica y asignación de capital de la estructura corporativa central. 

Entre las principales prioridades para este año del grupo se incluyen el desarrollo de una propuesta de valor comercial y un nuevo concepto de tienda basado, dice la compañía, en las lecciones aprendidas durante la primera fase, los comportamiento de consumo que dejará el COVID-19 y un mayor alcance de los proyectos online y de entrega rápida. 

“De cara al futuro, nos centraremos en la evolución de la oferta comercial de DIA para abordar los cambiantes comportamientos de los consumidores, ofreciendo a nuestros clientes proximidad, simplicidad y soluciones digitales, junto con un emprendedor grupo de franquiciados”, ha declarado su presidente. 

Más noticias sobre distribución alimentaria:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.