El Corte Inglés, Toys “R” Us y Makro presentan un ERTE

El Corte Inglés, Toys R Us y Makro presentan un ERTE

El Corte Inglés, Toys R Us y Makro presentan un ERTE

Continúan los recortes de plantilla en el sector retail, que se convierte en uno de los más golpeados en términos de empleo por la crisis del coronavirus, especialmente en el textil, aunque como vemos también afecta a la alimentación. El Corte Inglés finalmente ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) “por causa de fuerza mayor”, Toys “R” Us también se ha visto obligado a tomar esta medida, y, en alimentación, Makro.

El grupo Corte Inglés, la empresa que más trabajadores tiene en plantilla en nuestro país (90.094), ha presentado un ERTE como consecuencia de la situación de parón que ha provocado el coronavirus. Esta medida fectará a 25.900 empleados, 22.000 de grandes almacenes.

El grupo, que tiene cerrados todos sus centros comerciales salvo el área de alimentación, ha informado  que garantizará el 100% del salario a todos los trabajadores incluidos en este proceso.

La empresa, recuerda en un comunicado, se acoge a esta medida habilitada por el Gobierno para aquellas empresas que, por causa de fuerza mayor, han debido cesar su actividad tras la declaración del estado de alarma. La compañía ha recibido el apoyo unánime de los sindicatos.

Esta medida temporal tendrá una duración inicial de 14 días y su ampliación vendrá determinada por el tiempo que dure el actual estado de alarma. El grupo asegura que la medida “no afectará al empleo, que se mantendrá intacto”.

El grupo de grandes almacenes asegura que complementará las prestaciones que reciban los empleados (y que paga el estado) para garantizar que los 22.000 empleados afectados cobren la totalidad de su salario.

Toys “R” Us: ERTE para 848 empleados

Toys “R” Us es otra de las compañías que se ha visto obligada a tomar esta medida. En su caso ha presentado un ERTE para 848 empleados de la plantilla de España, integrada por unos 1.000 trabajadores, tras verse obligado a cerrar todas sus tiendas en España tras la declaración del estado de alarma.

Por tanto, el ERTE afectará a prácticamente la totalidad de la plantilla. Aunque según han explicado fuentes de la compañía al diario La Vanguardia, se ha dejado un equipo mínimo para poder atender a la demanda “que todavía existe” y ofrecer el servicio venta ‘online’. Como complemento a esta actividad también se mantiene parte del personal en las oficinas centrales.

Pero desde la compañía también reconocen que este servicio de entrega a domicilio ha sufrido un cierto colapso en la última semana. El motivo es que uno de sus principales distribuidores, Correos, suspendió el servicio. “Se han quedado alrededor de 1.000 pedidos retenidos que estamos tratando de canalizar a través de Seur, nuestro otro distribuidor”, explican.

Esto significa que el plazo medio de la entrega de sus pedidos ahora está en tres días, frente al compromiso anterior a esta crisis que se aseguraba en 48 horas. “Aún así, los clientes lo están entendiendo y el nivel de satisfacción de nuestra entrega a domicilio continua siendo alto”, explican fuentes de la compañía.

Desde el lado sindical, según han comentado a la agencia EuropaPress, comprenden que la dirección de la empresa deba cuantificar el impacto económico en toda su extensión, pero piden que con la mayor brevedad pueda dilucidar que parte del salario se va a ver complementado al 100%, “puesto que a día de hoy, es un tema inconcluso”, comentan.

Makro presenta un ERTE para “racionalizar su actividad”

Makro, por su parte, ha comunicado a los representantes sindicales de su Comité Intercentros su intención de iniciar un procedimiento legal para la suspensión temporal de contratos y reducción temporal de jornadas (ERTE) “por causa de fuerza mayor”, debido a la pandemia por coronavirus.

La compañía garantiza que mantendrá en vigor los contratos de todos sus trabajadores, que quedarán temporalmente suspendidos o reducidos en función de cada caso, ya que el procedimiento no afectará a toda su plantilla por igual.

Estas medidas pretenden “racionalizar y ajustar su actividad a la demanda actual”. Además, para paliar las posibles consecuencias que pudieran tener en su equipo, la enseña se compromete a “mejorar las condiciones legales de todos los afectados” por esta suspensión o reducción complementando sus prestaciones por desempleo hasta el 100% de su salario hasta el próximo 20 de abril. Asimismo, garantiza que los trabajadores afectados generarán antigüedad a todos los efectos.

Medias concretas

En concreto, empresa y sindicatos han acordado implantar de forma inmediata las siguientes medidas:

1.- Reducir temporalmente los horarios de apertura comercial de sus centros de negocio a partir del jueves 26 de marz, existiendo centros con un horario de mañana (de 8:30h a 14:30h) y otros donde prestarán servicio de mañana y tarde con un cierre adelantado al habitual (de 8:30h a 18:30h). Los domingos de apertura el horario será de 10:00h a 14:00h. No se plantea el cierre de ninguna de las tiendas.

2.- Adecuar al 50% la jornada laboral de los trabajadores de centros con horario temporalmente reducido, manteniendo sus condiciones salariales. La dirección y los trabajadores acordarán los horarios a realizar en cada posición para cubrir las necesidades organizativas del centro y garantizar el servicio a los clientes.

3.- Implantar una medida adicional de ayuda familiar durante la vigencia del estado de alarma, por la que Makro concederá, cuando sea posible, licencias retribuidas a aquellos empleados que convivan con familiares con enfermedades sensibles o de riesgo al COVID-19, así como con embarazadas o con mayores de 70 años.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.