Ecommerce alimentación. Sin gestión omnicanal, la rentabilidad de las empresas se deteriorá

El auge de la Alimentación Online podría erosionar la rentabilidad de las empresas de distribución alimentaria

El auge de la Alimentación Online podría erosionar la rentabilidad de las empresas de distribución alimentaria

El futuro de la distribución alimentaria pasa por el online. La experiencia vivida durante los meses más duros de la pandemia de coronavirus en el primer semestre del año ha incentivado la venta online de Alimentación, que seguirá en la senda del crecimiento más allá de 2020. 

Según datos de la consultora Bain & Company, la penetración de las ventas online en los supermercados de Europa Occidental llegará al 10% en 2025, frente al 3,8% de finales de 2019. Y pronostican que entre el 35% y el 45% del aumento del consumo online continuará durante 2020, a pesar de la flexibilización en las medidas de confinamiento ocasionado por la COVID-19. 

El crecimiento de las ventas en el canal online no implica, sin embargo, un aumento en los beneficios de las cadenas de supermercados europeas. Para la gran mayoría, las entregas a domicilio son estructuralmente menos rentables que las ventas en las tiendas físicas, lo que podría diluir en gran medida las ganancias netas si no se toman medidas para mejorar la baja rentabilidad de este canal. 

“Hoy en día muy pocos retailers ganan dinero con su canal online. El crecimiento del número de pedidos online es positivo en términos de volumen y cuota de mercado y de cliente, pero, en el modelo actual, malo para la rentabilidad”, advierte Ignacio Otero, socio de Bain & Company en Madrid

No obstante, avanzar en la digitalización resulta una tarea obligatoria en las empresas del sector, ya que, de no hacerlo, perderían competitividad a largo plazo. “Las empresas de distribución no tienen alternativa: o desarrollan un canal online rentable, pero con una propuesta de valor atractiva para el comprador final, o pierden cuota de mercado y empeoran aún más su rentabilidad, ya que tienen que cubrir su estructura de costes fijos”, señala André Carvalho, socio de la consultora en Madrid. 

Según sus cálculos, las empresas de distribución podrían ver caer su rentabilidad general entre 50 y 80 puntos básicos durante los próximos cinco años. Para evitarlo, desde la consultora recomiendan optimizar la red omnicanal, diversificar los flujos de ingresos y retirar los subsidios a aquellas vías que no son sostenibles. Y en estas tres áreas, deberán considerar asociarse o adquirir la experiencia necesaria a través de fusiones y adquisiciones. Una forma, dicen, de acelerar el progreso que necesitan. 

Más noticias de Ecommerce:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.