El comercio de proximidad sigue sufriendo

comercio de proximidad

En el último mes de abril se ha obtenido un aumento del 2% en las ventas del comercio minorista. Estos datos han beneficiado a cadenas y grades superficies, sin embargo el pequeño y mediano comercio ha visto descender sus ventas respecto al mismo mes de 2018 un -0,5%.

Esta mala situación se ha ido produciendo desde hace más de un año. El comercio de proximidad necesita adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y de asumir la necesidad de su digitalización es realmente urgente.

José Guerrero, secretario general de la Confederación Española de Comercio señaló que desde la organización “están trabajando para lograr que el sector se adapte a los nuevos hábitos de los consumidores, facilitando herramientas para satisfacer sus necesidades de digitalización”. Sin embargo, remarcó que “al ser un sector tan atomizado, con miles de comercios, el proceso de digitalización del sector para poder competir en igualdad de condiciones con el resto de los formatos comerciales tan solo puede hacerse con el apoyo institucional de nuestras Administraciones”.

Ante esta necesidad, la CEC animó a una formación de gobierno lo más rápido posible, al igual que en las comunidades y corporaciones municipales. Todos los partidos, conscientes de estas necesidades en el pequeño comercio han defendido medidas en sus campañas electorales. “Ahora es la hora de ponerse manos a la obra y de transformar las promesas en realidades que permitan al comercio de proximidad salir de la caída libre en las ventas en la que se encuentra desde hace más de un año”. Desde la CEC consideran imprescindibles que se reabra el debate sobre la regulación de las rebajas, que se pongan en marcha los instrumentos que se utilizan para avanzar en la digitalización del sector, y por último, luchar contra el intrusismo. En definitiva, que se aporten soluciones y apoyos para los comerciantes.

Adaptarse a la reconversión que está viviendo el sector a partir de unas medidas adecuadas es la única opción para logrará la supervivencia de miles de establecimientos. El comercio es un sector estratégico de la economía, por ello se reclama que se le ofrezca el apoyo presupuestario que le permite este desarrollo digital que le proporcione competitividad.

Por último, el secretario general de la Confederación ha querido condenar el tono amenazante de las cartas enviadas por Hacienda a miles de autónomos de comercio. Defendió que “la baja facturación a que hacen referencia es la consecuencia de la complicadísima situación que atraviesan los comerciantes que luchan por sacar adelante sus negocios”, y que lo último que necesitan, “es una espada de Damocles más sobre sus cabezas”.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.