daryl-plummer-gartner

Daryl Plummer, durante el simposio ITxpo de Gartner en Orlando (Florida)

Descubrir nuevas tecnologías, decidir cuáles incorporar y que los mismos empleados de una compañía se apropien de ellas resulta la misión – y a veces, el quebradero de cabeza- de un buen número de CIOs, los encargados de velar que una corporación se mantenga a la vanguardia.

Pero saber cómo destacar en un mundo cambiante y con innovaciones tecnológicas sucediendo de forma rápida y por doquier, dificulta la labor de los directores de sistemas de la información. Con el objetivo de arrojar algo de luz al futuro, la consultora Gartner ha revelado varias de las tendencias que se convertirán en dogma en los próximos cinco años.

Entre ellas destaca la privacidad y, en concreto, la escasa preocupación de los consumidores y el alto desasosiego que podría causarle a las compañías. La consultora calcula que para 2022, el 75% de las cadenas blockchain públicas sufrirán lo que denominan ‘envenenamiento de la privacidad’. Esto es, el riesgo de que se filtren datos personales sensibles en la cadena, lo que incumpliría el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y otras leyes de privacidad.

Una vez que estos datos quedan incorporados dentro de la cadena resultaría difícil retirarlos, ya que se vería comprometida la integridad de la misma. De ahí que, cuando una empresa decida emplear e instalar un sistema blockchain, la consultora recomienda pensar en la manera de evitar la entrada de tales datos.

“Las compañías tendrán que proteger los campos de texto y asegurarse de que no sea fácil introducir información, a menos que se use encriptación”, ha señalado Daryl Plummer, Chief Gartner Fellow de la consultora, durante el simposio ITxpo celebrado en Orlando (Florida).

En cualquier caso, el manejo descuidado de los datos personales que podría hacer una empresa de forma accidental apenas reducirían las intenciones de los consumidores de seguir comprando una determinada marca. Según los cálculos de Gartner, las brechas de seguridad y los escándalos en las redes sociales tendrán una elasticidad cero en los consumidores. En ellos pesará más emplear la tecnología que desecharla por cuestiones de privacidad.

Inteligencia Artificial y negocios en la nube

Otra tendencia presente que continuaría en el futuro corresponde a la incapacidad de democratizar en toda la organización el uso de la Inteligencia Artificial (IA). La falta de escalabilidad se debería a la escasez de profesionales con conocimientos en esta materia. Además del poco uso de la IA para automatizar procesos dentro de la compañía.

De acuerdo con Plummer, en la misión de extender el uso de la IA entre los empleados ayudaría el manejo de grandes volúmenes de datos (Big Data) a través de herramientas de automatización. Con ello, dice la consultora, los empleados adquirirían las habilidades necesarias para manejar datos y algoritmos de inteligencia de máquina.

Quienes aglutinarán un mayor volumen de información serán los gigantes digitales como Microsoft, Google y Amazon – este último a través de Amazon Web Services-. Según predice Plummer, gracias a los datos acumulados éstos controlarán el 40% del mercado de sus respectivos sectores. Y vaticina un incremento de dos dígitos en sus beneficios en 2019.

Asimismo, las herramientas creadas por el equipo de sistemas de una compañía podrían ponerse a la venta de aquí a 2022. De acuerdo con la consultora, la nube se convertirá en un espacio rentable donde hacer negocios. Gracias a que la gestión de la misma corresponde a un tercero, para una compañía resulta más fácil poner a la venta una solución interna. Sirve de ejemplo el sistema de gestión de contenidos (CMS) que The Washington Post diseñó e instaló de manera interna y cuya licencia hoy día comercializa a otros diarios.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •