Skills, el siguiente gran paso en la estrategia de e-commerce

La consultora Gartner estima que en 2020 el 3,3% de los hogares del mundo realizarán compras a través de asistentes virtuales.

Gartner estima que en 2020 el 3,3% de los hogares del mundo realizarán compras a través de asistentes virtuales.

(Por Elena Lostalé)

A medida que las búsquedas de voz cobran fuerza, crece la adopción de smart speakers, favorecida también por los asequibles que son. En la lucha por la carrera de la voz, las grandes tecnológicas, con Amazon y Google a la cabeza, han tirado los precios. Les interesa que sus asistentes virtuales lleguen hasta la última vivienda: su negocio no tiene que ver con la venta de los dispositivos, sino con todo el rendimiento que pueden sacar de ellos como tecnología.

La consultora Gartner estima que en 2020 el 3,3% de los hogares del mundo realizarán compras a través de asistentes virtuales y que el 30% de las búsquedas serán mediante la voz. El comercio por voz supone hoy unos dos mil millones de dólares en el mundo, y se podrían alcanzar los cuarenta mil millones en 2022, según predicciones de OCXC Strategy Consultants.

Los retailers tienen una gran oportunidad de incrementar las ventas a partir de su presencia en Amazon, el marketplace en el que Alexa busca cualquier cosa que un consumidor desee comprar mediante la voz. Pero posicionar productos en Amazon no es tarea sencilla. Por eso, una mejor solución para muchos vendedores online pasa por desarrollar su propia skill.

Las skills son el equivalente en un entorno de voz a las aplicaciones móviles: compartimentos estancos en los que la propia marca o comercio interactúa con el usuario y vende sus productos. Pero no sólo eso: para distinguirse y lograr descargas, la skill debe ofrecer, además, una propuesta de valor para el usuario. Las skills viven dentro de un asistente virtual, por lo que el usuario espera que les ayude en distintos aspectos de su día a día.

Marcas como Purina, con Purina Aks–que da respuesta a numerosas dudas sobre los perros-, o Timberland –que, además de dar consejos sobre el mantenimiento de las prendas da la oportunidad de comprar productos- son sólo dos ejemplos de ello. La clave: ofrecer algo de valor, cuanto más, mejor. E incluir la funcionalidad de compra. Así, un e-commerce de alimentación podría desarrollar una skill que ofreciera información sobre nutrición, valores calóricos y recetas, y después permitiera comprar productos referidos o asociados, por ejemplo.

El desarrollo no es barato, nunca lo ha sido. Pero es cierto que las marcas que logren dar con una idea buena, se posicionarán y afianzarán en el entorno de voz. Todo lo nuevo asusta, sobre todo si atendemos a que se trata de proyectos de gran envergadura y que suelen requerir importantes inversiones. Eso sí, se abre un nuevo mundo ante nuestros ojos en el que está todo por hacer y ese ha sido siempre el caldo de cultivo en el que han crecido y se han agigantado la marcas con un proyecto puntero.

Las skills son una tendencia de marketing digital en la que deben comenzar a fijarse los vendedores si desean sacar rendimiento a un entorno, el de voz, que se espera coma gran parte de cuota a las interfaces tradicionales.

(Elena Lostalé es marcom manager de Kanlli)

logo-oficilal-notis-websSi deseas conocer todas las tendencias de marketing digital 2020, visita el blog de Kanlli.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.