Franquicia, oportunidad “para que los autónomos se reenganchen al comercio”

La Asociación Española de Franquiciadores

La Asociación Española de Franquiciadores

Cada año más empresas apuestan por franquiciar sus conceptos de negocio. Los mayores incrementos de 2019 se han producido en las aperturas de establecimientos franquiciados y en los empleos generados en estos mismo locales. Convirtiéndose en una de las actividades económicas y productivas más relevantes en nuestro país, llegando incluso a ser “una oportunidad para que los autónomos se reenganchen al comercio”. 

El número de redes que integran este modelo de negocio ha aumentado su cifra hasta alcanzar casi las 1.400 redes. Lo que supone un incremento del 0,36%. Así lo manifiesta la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), que un año más ha elaborado y presentado, como viene haciendo desde 2002, su informe ‘La franquicia en España 2020’. Un estudio patrocinado por la banca cooperativa Cajamar, con datos cerrados a 31 de diciembre de 2019. 

Según desvela el informe, que ofrece los datos oficiales de la situación actual de la franquicia en España, el número de establecimientos abiertos durante el ejercicio pasado ha sido de 77.397 locales, 422 puntos de venta más que en 2018. Por su parte el empleo generado gracias a este modelo de negocio, también ha experimentado una subida, incorporando un total de 294.231 personas. 

Un descenso de casi el 6% 

En cuanto a la facturación obtenida, este año se han anotado más de 26.154 millones de euros en España, lo que equivale a un descenso de casi el 6% respecto a 2018. Es decir, se han registrado casi 1.600 millones de euros menos. Una bajada producida principalmente por la caída de ventas en el sector de la alimentación, lo que ha supuesto un decrecimiento de más de 1.000 millones de euros, tal y como ha indicado Luisa Masuet, presidenta de AEF. 

“La facturación global del sistema de franquicias llevaba creciendo desde 2013, y ahora ha descendido fundamentalmente en los establecimientos de carácter propio, ya que en aquellos que operan en régimen de franquicia la caída ha sido tan solo de un 1,3%, lo cual demuestra la fortaleza del sistema desde el punto de vista de los franquiciados”, ha señalado Eduardo Abadía,  director ejecutivo de AEF.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

No obstante, por sectores y pese al descenso mencionado, el que mayor facturación ha obtenido un año más ha sido la alimentación, con un total de 8.300 millones. 

Redes nacionales e internacionales

Actualmente el sistema de franquicias español está compuesto por un total de 1.381 redes, cinco más que el año anterior, de las cuales un 82% son de carácter nacional y sólo un 18% son exteriores. En su mayoría de países como Francia, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Alemania y Portugal. 

De ese total, el sector que cuenta con un mayor número de enseñas es la moda, integrada en ocho subsectores de actividad. Le siguen a la cola el sector de la hostelería / restauración, desglosadas en seis subsectores; belleza / estética; y tiendas especializadas. “Llevamos registrando un continuo número de empresas que apuestan por franquiciar sus negocios (…) los empresarios ven  las ventajas que estos modelos tienen a la hora de expandirse, no solo por el territorio nacional sino también por la internalización”, ha explicado Masuet. 

Por su parte, Mª Ángeles Rodríguez Yunta, subdirectora general de apoyo a la competitividad del pequeño comercio del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha asegurado que este modelo de negocio podría “contrarrestar el cierre de las pequeñas tiendas por las facilidades que aporta a todos aquellos que quieren poner en marcha un proyecto por cuenta propia y por la capacidad que tiene para generar empleo estable”. Aun así ha especificado que lo ideal sería “la coexistencia del comercio minorista y los locales de franquicias”

En esa misma línea la presidenta de la AEF ha declarado que hay que ver la franquicia como “una oportunidad que tiene los autónomos de reengancharse al comercio” y poder continuar “prestando un servicio que el cliente demanda”.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.