tienda-ktuin

La compañía Bancalé vende la cadena K-Tuin al grupo de distribución de tecnología Midi Group

La compañía de componentes electrónicos K-Tuin, distribuidora oficial de Apple y la primera empresa en poner a la venta los primeros iPhone en España, ha cambiado de dueño. Su propietario, Juan Fabre, a través del ‘family office’ Bancalé, ha vendido la empresa a Midi Group.

El acuerdo de compra con la distribuidora de tecnología se materializó a finales del pasado año, después de un mes de negociaciones con la firma. Fabre se ha mostrado satisfecho con la venta. “Quería repetir la experiencia de Memory Set [vendida al grupo italiano Esprinet en 2005] haciendo lo mismo con K-Tuin, intentando que la empresa quedara en manos de un grupo industrial potente”, ha subrayado el empresario aragonés.

Fabre llevaba buscando comprador desde hacía algo más de un año, momento en el que decidió retirarse del mundo empresarial. Antes de la distribuidora libanesa, el empresario había mantenido conversaciones con boutiques de banca de inversión y firmas de capital riesgo.

No llegaron a buen puerto. Las primeras, por el precio que pedía el empresario. Las segundas, por el modelo de negocio. Al ser un Apple Premium Reseller, el contrato de exclusividad con la compañía de Cupertino podría rescindirse en cualquier momento. Algo que no atraía a las firmas de capital riesgo.

Fabre no ha revelado el precio por la que el grupo libanés ha adquirido la distribuidora, alegando motivos de confidencialidad. Con esta transacción, la corporación obtiene una cadena de 14 tiendas en España y una en Andorra, que emplea 170 personas. En 2018 su facturación alcanzó los 170 millones de euros.

La firma libanesa emplea un total de 4.500 trabajadores. En su último ejercicio registró un volumen de ventas de 4.000 millones de euros. Algo más de 2.000 millones de euros, procedentes de la comercialización de productos de Apple.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •