Las fábricas de marcas de Gran Consumo en la España Rural, de gran ayuda frente al COVID-19

Fábrica de la división de aguas de Nestlé en Herrera del Duque (Extremadura)

Fábrica de la división de aguas de Nestlé en Herrera del Duque (Extremadura)

En tiempos delicados como los vividos actualmente por la pandemia de coronavirus, la España Rural ha contribuido en la ayuda hacia aquellos que más lo necesitan. En las fábricas instaladas en las zonas con menos población, las donaciones por parte de compañías como Danone, Nestlé o Bimbo han formado parte de las acciones llevadas a cabo por la industria de Gran Consumo con el fin de mitigar los efectos negativos de la crisis sanitaria. 

Según ha destacado Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, “la apuesta de las marcas [de Gran Consumo] por la España rural viene de décadas atrás, pero es en momentos críticos como el actual donde se pone en valor el trabajo de aquellos que han estado siempre ahí y que han apoyado a las zonas más desfavorecidas para mantener la máxima población posible”. 

La fábrica de Bimbo, en municipio de El Verger (Comunidad Valenciana), que emplea a 110 residentes de un total de 4.500 habitantes, ha colaborado con donaciones de cerca de 1.200 paquetes de pan tostado a Cáritas. Danone, por su parte, ha entregado 3.400 botellas de agua al Ayuntamiento de Sigüenza; 640, al de Sant Hilari de Sacalm; 2.700 al consistorio de Motril; y ha entregado 50.000 mascarillas a los ganadores con los que colabora. 

General Mills, compañía fabricante de los productos Old El Paso y Nature Valley, tiene ubicada su fábrica en la localidad de San Adrián, en Navarra. Emplea a 850 habitantes de los 5.000 que forman el municipio, y ha colaborado durante la crisis con el envío de producto y material sanitario en la zona. 

Por su parte, las instalaciones que posee Nestlé en Herrera del Duque (Extremadura), con 89 empleados de los 3.500 habitantes, han servido para entregar 4.000 mascarillas quirúrgicas al ayuntamiento y otras 4.000 unidades a Cruz Roja Extremadura, además de más de 60.000 botellas de agua de su marca Aquarel a 14 centros hospitalarios de Extremadura a través de Cruz Roja local. 

Cabe destacar, asimismo, la donación realizada desde la fábrica de Miajadas, también en la región extremeña, de 5.500 mascarillas al consistorio del municipio, así como la entrega de 52 toneladas de salsa de tomate Solís al Banco de Alimentos de Cáceres, y una tonelada del mismo producto a Cáritas de Miajadas, para que las distribuyan entre los vecinos de la región que más lo necesiten. 

Más noticias de Mercados de Alimentación y PGC:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.