Ecommerce SEO. Gestión de contenidos obsoletos por no disponibilidad del producto

Una tienda online es algo vivo y cambiante, que se transforma constantemente en función de la disponibilidad de productos o de las campañas de temporada o para días señalados.

Una tienda online es algo vivo y cambiante, que se transforma constantemente en función de la disponibilidad de productos.

(Por Jonathan Liege)

Una tienda online es algo vivo y cambiante, que se transforma constantemente en función de la disponibilidad de productos o de las campañas de temporada o para días señalados. Esto favorece que muchas páginas de un e-commerce queden rápidamente obsoletas, y es necesario saber realizar una buena gestión de los contenidos relativos a productos caducados o de temporada para evitar que perjudique al posicionamiento SEO.

El SEO para e-commerce trabaja constantemente sobre páginas  deben ser actualizadas o eliminadas, y aplica unos criterios para gestionar estos contenidos y URL de manera que no afecte al posicionamiento orgánico. Sabemos que una URL con años de antigüedad tiene una mayor autoridad para Google y posiciona mejor que una más reciente, pero ¿cómo conjugar eso con la fuerte temporalidad a la que muchos productos o landings están sujetos?

Conservar el valor SEO de una página debe ser una prioridad, y esto se logra manteniendo la URL y su posición en el menú principal, pero en el caso de los productos no disponibles esto no es tarea sencilla, ya que, además, afectaría negativamente a la experiencia de usuario. Es por ello que en SEO para e-commerce debemos esforzarnos en conservar el valor de las páginas con contenidos caducados o de temporada de un modo estratégico.

Una práctica SEO adecuada y generalizada es la de reutilizar las URL que ya están posicionadas, año tras año o temporada tras temporada (según sea el caso), para dotarlas de contenido actualizado.  Por ejemplo, una URL “/dia-de-la-madre”, nos servirá año tras año para ir actualizando su contenido, de modo que vaya ganando autoridad. Así, es importante que las URL sean genéricas, simples y limpias, evitando que incluyan particularidades del momento como pueda ser el año en curso. Esas peculiaridades serán tratadas a la hora de realizar y optimizar el contenido.

Adelantarse a la fecha señalada es decisivo, ya que así las páginas tendrán un buen posicionamiento cuando se produzca el pico de campaña o ventas. Trabajar landings y su SEO meses antes del evento no suele ser lo habitual: normalmente se apura mucho en este sentido sin tener en cuenta que el posicionamiento necesita su tiempo.

En cuanto a las páginas de productos que no van a estar disponibles durante un tiempo o que ya no se van a volver a tener en stock, necesitan ser tratadas de manera especial para evitar errores indeseados que afecten negativamente a la salud SEO global del e-commerce. Existen diferentes soluciones que pasan por la asignación de distintos códigos (200, 301, 404, 410…) en función de la necesidad de la landing, cuya asignación corresponde a un experto SEO. De este modo se informa al buscador de si una página volverá o no a estar disponible, por ejemplo.

En definitiva, el SEO en e-commerce es algo que debe trabajarse constantemente, sin descuidar ninguno de los aspectos. La visibilidad de una u otra tienda online depende de su posicionamiento, de manera que no sólo consiste en optimizar la página, sino que es necesario realizar un mantenimiento SEO periódico para lograr los mejores resultados.

(Jonathan Liege es director general en Kanlli)

logo kanlliConoce más sobre SEO para e-commerce en el blog de Kanlli.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.