La biometría en el ‘checkout’, tendencia 2020 para ecommerce

El uso de sistemas biométricos, como la huella dactilar, por parte de los usuarios impulsará la incorporación de la biometría en el checkout

El uso de sistemas biométricos, como la huella dactilar, por parte de los usuarios impulsará la incorporación de la biometría en el checkout

El fin de la moratoria concedida al sector ecommerce para adaptar sus sistemas a la Directiva Europea de Servicios de Pago PSD2 en 2020 marcará un antes y un después en la experiencia de pago. Porque aunque la biometría no resulta un requisito obligado de seguridad a la hora de confirmar una transacción, cada vez más comercios digitales verán en el mismo una herramienta para ofrecer una experiencia de compra única. 

Así lo prevén desde la compañía tecnológica de sistemas de pagos Adyen, que explican que la incorporación de medidas de seguridad basadas en rasgos biométricos será exigido a los ‘retailers’ por el mercado y los propios usuarios. En el caso de estos últimos, ya se encuentran familiarizados con medidas tales como el desbloqueo de móvil mediante reconocimiento facial o a través de huella dactilar. 

La seguridad se ha convertido en un factor relevante de compra. Según datos de la compañía – recogidos en su ‘Informe Adyen sobre el Retail 2019’-, cerca de la mitad de usuarios asegura que compraría más en un ecommerce si supiera con seguridad que tiene medidas de protección robustas y capacidad para luchar contra el fraude

En este sentido, sólo el 53% de los retailers afirma disponer de tales medidas de seguridad, y únicamente un 49% opina sentirse muy preparado para luchar contra los falsos positivos – esto es, transacciones consideradas sospechosas de fraude cuando no lo son en realidad-.

 Es aquí donde entra en juego la ‘tokenización’, un proceso que permite almacenar de forma segura el número de una tarjeta de crédito al reemplazarlo por una cadena de números llamada ‘token’. Los ‘tokens’ de pago se generan por cada tarjeta y ‘retailer’, lo que evita compartir el número real de tarjeta. 

Además del auge de la biometría y el uso de la tecnología ‘token’ en el sector Retail, desde la firma auguran para este año una mayor concienciación entre los comerciantes de conseguir ofrecer una experiencia de compra fluida, segura y omnicanal. 

“Los compradores están más conectados hoy en día de lo que han estado nunca y esperan recibir una experiencia a la altura de sus expectativas”, ha explicado Juan José Llorente, ‘country manager’ de la firma para España y Portugal. 

En este sentido, el comercio unificado, la incorporación de nuevos métodos de pago y el aprovechamiento de nuevos canales de compra como las redes sociales o los altavoces inteligentes se perfilan como tendencias del sector para este año. 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.