Las ventas online del comercio textil caen un 82% desde el estado de alarma

Las ventas online del comercio textil caen un 82% desde el estado de alarma
Las ventas online del comercio textil caen un 82% desde el estado de alarma

Ante la imposibilidad de abrir las puertas de las tiendas de ropa, el canal online se presentaba como el salvavidas del sector textil durante la cuarentena. Sin embargo, la realidad es que han descendido las compras online de ropa, desde que entró en vigor el Estado de Alarma, un 82 % según los datos proporcionados por la Asociación Española de Comercio Textil (Acotex).

Por lo que ante esta situación los empresarios alertan del peligro de supervivencia del sector si no reciben ayudas urgentes específicas. “Es muy difícil ,en estos momentos de absoluta incertidumbre y de aislamiento social, pretender que los clientes estén pensando en adquirir nuevas prendas que no saben ni siquiera cuando van a poder estrenar”, afirma Eduardo Zamacola , presidente de Acotex.

En España existen 60.000 tiendas de ropa que generan casi 200.000 puestos de trabajo y facturan 17.686 millones de euros. Y en estas dos últimas semanas son numerosas las que han presentado expedientes temporales de empleo (ERTE) a sus trabajadores y y otras, directamente, se plantean la imposibilidad de continuar con su negocio

Por este motivo, la patronal de Comercio Textil y Complementos reclama que es necesario una inyección de liquidez en el mercado sin que esto suponga incremento de deuda para las empresas. Ante la imposibilidad de obtener ingresos por tener los establecimientos cerrados y con un enorme descenso de las ventas online, los empresarios alertan que el sector no puede asumir los pagos: tasas, tributos, impuestos, alquiler de locales ni nóminas.

“No nos valen créditos de nuevos para endeudarnos más, para poder sobrevivir necesitamos que nos condenen los pagos porque nuestros ingresos no existen ”, ha señala Zamacola. Desde Acotex reclaman medidas específicas y urgentes para el sector de comercio textil para garantizar la continuidad de los negocios.

La patronal alerta de que sin ayudas urgentes específicas el sector no podrá sobrevivir ya que sus ingresos en tiendas físicas son nulos: “Es fundamental salvar a las empresas porque es la única forma de mantener los puestos de trabajo y dinamizar la economía”.