Pescaderías Coruñesas compra el emblemático restaurante Lhardy y todo su edificio

El restaurante Lhardy, uno de los más emblemáticos de Madrid, se salva. Pescaderías Coruñesas ha cerrado un acuerdo con sus propietarios

El restaurante Lhardy, fundado en 1839, ha permanecido durante casi dos siglos como centro gastrónomico y de reunión de ciudadanos y visitantes de Madrid.

La compra incluye el restaurante, la tienda y la totalidad del edificio de la carrera de San Jerónimo, a escasos metros de la Puerta del Sol de Madrid

Pescaderías Coruñesas, a través de la familia García Azpiroz, propietarios también de los restaurantes El Pescador, O’Pazo y Filandón, ha cerrado un acuerdo de compraventa con los 14 propietarios de Lhardy.

El acuerdo incluye la compra del  edificio entero del número 8 de la Carrera de San Jerónimo,  que incluye la tienda en la planta baja, el restaurante en su primera planta y varios pisos y oficinas en el resto de plantas, muchos de ellos desocupados en la actualidad

Los compradores afirman que mantendrán no solo la plantilla. También la relación con sus proveedores, y su propuesta de valor. Lhrady durante décadas enteras ha sido un lugar emblemático para madrileños y visitantes, desde su decoración y atención al cliente exquisita, fiel a una época, a su famoso “caldo” tentempié, sandwiches o cocido madrileño

El acuerdo, busca “recuperar el negocio para hacerlo viable” evitando el concurso de acreedores, con la idea de mantener su propuesta para “que recupere el brillo que ha tenido durante más de un siglo”