Oportunidades para el comercio local en el próximo “Viernes Negro”

Entre las razones que explican su elección por el comercio de proximidad, destaca su interés de apoyar a los comerciantes ante el impacto económico sufrido por la COVID-19.

Con el objetivo de apoyar al comercio local ante el impacto económico sufrido por la pandemia de coronavirus, más de la mitad de consumidores acudirá a las tiendas de su barrio, aprovechando las ofertas de Black Friday. Los mayores de 50 años se muestran más partidarios de hacerlo, en comparación con los jóvenes de entre 20 y 25 años (65% frente a 42%). 

Son una de las conclusiones de las encuestas realizadas por la app de comercio de proximidad NextDoor, que ha analizado la intención de compra de sus usuarios en las tiendas de barrio en las próximas campañas de Black Friday y Navidad, así cómo la evolución del propio comercio local a lo largo de este año. 

De acuerdo con la plataforma, un 57% de usuarios prevé acudir a los comercios cercanos para realizar las compras del tramo final del año, aprovechando las ofertas de Black Friday. Los mayores de 50 años son los que más apuestan por las opciones de proximidad, con un 65% de encuestados, mientras que entre los jóvenes de 20 a 25 años, el porcentaje cae al 42%. 

Entre las razones que explican su elección por el comercio de proximidad, una gran mayoría (88%) indica la intención de apoyar a los comerciantes en esta crisis sanitaria. La seguridad también es parte responsable. Un 23% acude a las tiendas de su barrio para evitar las zonas con aglomeraciones y un 16%, para evitar el uso del transporte público

Sobre la próxima campaña de Black Friday, Joana Caminal, country manager de Nextdoor, recuerda las dificultades que tienen estos retailers para hacer llegar sus ofertas. No obstante, “este año los vecinos y vecinas son más conscientes que nunca de la necesidad de apoyar al comercio de proximidad, y conectarlos con las tiendas de su alrededor es esencial para mantener vivo el barrio”. 

A este respecto, los datos de la app muestran un aumento del número de compradores que apuestan por el comercio de proximidad con respecto al año anterior, como consecuencia de la COVID-19. Un 76,1% afirma que opta más por las tiendas de barrio para realizar sus compras, y un 89,9% valora más el comercio local que antes de la llegada de la pandemia. 

De igual modo, desde la plataforma señalan haber doblado el número de perfiles profesionales desde principios de año. “Hemos visto el compromiso de los vecinos y vecinas con su entorno. Quieren que sus barrios tengan vida, poder ir a las tiendas que tienen cerca, disponer de servicios en su entorno y ayudar a los profesionales y comerciantes”, subraya Caminal.