Ofrecer comida en la empresa. Una inversión con retorno positivo

Ofrecer comida en la oficina repercute de forma positiva en la marca empleadora de una compañía

Ofrecer comida en la oficina repercute de forma positiva en la marca empleadora de una compañía

Las compañías que destinan parte de sus recursos a la alimentación de sus empleados repercuten positivamente en los mismos. Nueve de cada 10 trabajadores que cuentan con servicios de catering en su empresa señalan que aumenta de manera alta su productividad. El 80% indica que influye en el bienestar, mientras que un 69% destaca la oportunidad que supone para comer con sus compañeros

Son datos del último informe elaborado por Deliveroo, ‘El retorno de la inversión (ROI) de las comidas corporativas’, después de entrevistar a 1.000 empresas, clientes del servicio de catering de la compañía de comida a domicilio. 

Estas empresas consideran que, al ofrecer comida a los empleados, mejora la percepción que poseen respecto a la compañía, lo que repercute en una mejora de la habilidad empleadora de la marca. El 60% cree que desde que han implantado un servicio de comida en la oficina – ya sea fruta, almuerzos, cena o catering-, el ‘engagement’ con los empleados ha mejorado. Una valoración que se incrementa en el caso de las empresas que ofrecen almuerzos (70%). 

El estudio también recoge las ventajas que más valoran los trabajadores de una compañía con servicio de comida. Un 85% destaca la variedad de la oferta y el ahorro de dinero que supone. El 74%, el ahorro de tiempo. Un 69%, el hecho de comer con sus compañeros, y el 63%, la mejora en la dieta que trae consigo. 

Es el caso de Ironhack, escuela de desarrollo web, analítica y UX. “Intentamos fomentar hábitos de vida saludables y ofrecer fruta ha sido un descubrimiento. Cada vez que lega una caja de 10 kilos dos veces por semana, literalmente vuela”, comenta su director general, Álvaro López-Costelo. “El simple hecho de que esté la caja en medio de la oficina ha hecho que mejoren las relaciones entre departamentos. A la vez hay mucha gente agradecida por haberles empujado a consumir fruta”. 

Tiempo dedicado a la hora de comer

El estudio refleja de igual modo la tendencia a acortar el tiempo destinado a comer con el objetivo de reducir la extensión de la jornada laboral. El 71,4% de los empleados entrevistados afirma dedicar una media de entre 30 y 60 minutos. Un 22,9% lo hace en menos de 30 minutos. Un tiempo que se reduce o amplía en función del tamaño de la empresa. Así, aquellas con menos de 50 empleados el tiempo destinado a la comida se reduce a menos de media hora. 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.