Menos apertura de retailers, más optimización individual

Entre 2018 y 2019, el número de establecimientos que echaron la persiana creció un 22%.

Entre 2018 y 2019, el número de establecimientos que echaron la persiana creció un 22%.

La tienda física sigue más viva que nunca, transformándose y atrayendo a nuevos clientes. A pesar de que el retailer se mantiene con fuerza, la tendencia de cerrar locales continúa. Entre 2018 y 2019, el número de establecimientos que echaron la persiana creció un 22%. De hecho, el año pasado fue testigo del récord anual de cierres tanto en Reino Unido como en España y Estados Unidos. Se pasó del 48% en 2018 al 61% el ejercicio anterior.

Tal y como se recoge en el informe ‘El futuro del Retail Intelligence 2020’ de Geoblink, el éxito de las empresas ya no pasa simplemente por ofrecer un mix de productos adecuado, sino por tener el control absoluto de lo que rodea al negocio para así “sacarle el máximo partido a las localizaciones” que estamos evaluando: entender la estrategia de los competidores, nuevos comportamientos, así como unificar diferentes canales para mejorar datos internamente y darles sentido.

Optimizar cada punto de venta

factores-cierres

El coste de mantenimiento, el 39%, y los objetivos de venta, el 28%, factores que implican el cierre de un establecimiento, según los encuestados por Geoblink, recogidos en el estudio. La cadena de zapatos, Clarks, echará la persiana de espacios en los próximos años, entre otras razones, porque “los inmuebles comerciales se han convertido en un verdadero lastre para el rendimiento del negocio”. En esa línea, el 65% de los investigadores señala que la ubicación es muy importante, aunque el porcentaje de closed por este último motivo fue menor en 2019 (28%), que en 2018 (37%).

Para 2020,  los retailers tratarán de hacer crecer sus negocios obteniendo la máxima rentabilidad de sus negocios ya existentes. Para ello, se analizará los factores que impulsan las ventas en el conjunto de la red sino también aquellos que impactan de manera individual en cada uno de los puntos de venta. La firma de moda, Adolfo Domínguez, después de años de crecimientos, ha llevado a cabo un plan de optimización, cerrando 130 tiendas en 2019, pero obteniendo una mayor facturación.

‘Retail armónico’

retail-2020

Acerca de la omnicanalidad, el experto Steve Dennis acuñaba un nuevo concepto ‘retail armónico’ en el que desestima la utilidad de hablar de distintos canales, apelando a que el consumidor es el canal: “una gran experiencia nunca ha consistido en estar en todas partes y ser todas las cosas para todas las personas”. Por tanto, las empresas que han comprendido que la presencia online impulsa la compra física y viceversa, son las que han logrado encontrar la forma de que todas sus acciones coexistan en armonía para dar a sus clientes una experiencia única.

En ese sentido, el sector de la moda destaca en este terreno de la omnicanalidad, ya que el 72% de los entrevistados afirma de exitosa la implementación de herramientas a disposición de sus clientes con la finalidad de dinamizar la comunicación  y la interacción. En concreto, Zara es la marca mejor valorada por los usuarios. Le sigue la industria de la electrónica y consumo (67%), alimentación y supermercados (66%) y negocios y servicios financieros (59%).

Vivir para el cliente

sostenibilidadEl factor más valorado por los consumidores a la hora de elegir una marca son las experiencia atractivas dentro del espacio, con un 36%. Tanto Ikea como Story, tienda conceptual ubicada en Manhattan (Nueva York), han sido conscientes y lo han integrado en sus estrategias, siendo ejemplos de retailers experienciales. Le sigue, en orden de importancia, la sostenibilidad (34%), personalización (27%) y nuevos formatos  en tiendas (20%). En el caso de las empresas respetuosas, de los 600 profesionales investigados, cerca del 60% declaró no estar implementando acciones de este tipo, pero es destacable señalar, que las entidades que no “asumen el reto de contribuir a un desarrollo económico, social y medioambiental, pierden cuota de mercado”. Un ejemplo, la marca británica de cosmética, Lush, que ha apostado por posicionarse desde sus inicios, no solo realizando acciones de reciclaje, sino que también muchos productos han sido diseñados para que no necesiten ser embalados. Una de sus últimas apuestas, es la inteligencia artificial, con el objetivo de dar a conocer información de productos con solo una foto desde la aplicación, reduciendo la impresión de carteles y reforzar su apuesta ecológica.

Empresas híbridas

Junto a las valoraciones citadas, a los usuarios les interesan la oferta de productos y servicios combinados, aunque solo un 17% de los entrevistados lo llevan a cabo. Ikea, en 2017, compró TaskRabbit, empresa que conecta la mano de obra independiente con la demanda local, permitiendo al consumidor encontrar ayuda inmediata con trabajos de mantenimientos

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.