Carmen Gómez-Acebo, directora de responsabilidad corporativa de Coca Cola European Partners Iberia, en la presentación de los resultados de Mares Circulares 2018.

Carmen Gómez-Acebo, directora de responsabilidad corporativa de Coca Cola European Partners Iberia, en la presentación de los resultados de Mares Circulares 2018.

La sostenibilidad está cada vez más presente, las empresas mejoran sus modelos de negocio o arrancan proyectos en beneficio del medio ambiente.

En ese sentido, Coca Cola  presentó en 2017 la estrategia de sostenibilidad ‘Avanzamos’ en Europa occidental, comprometida en seis áreas de actuación: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministros.

De las seis áreas, la de mayor prioridad es la de envases que provocó el nacimiento el año pasado del proyecto sostenible Mares circulares con el objetivo de que ningún envase acabe como residuo, sobre todo en los océanos. Un proyecto cofinanciado por Coca Cola Foundation.

Así, junto a las asociaciones Chelonia, Vertidos Cero y Fundación Ecomar, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), arrancaron la iniciativa el año pasado para llevar a cabo la recogida de residuos, la sensibilización y la búsqueda de nuevas soluciones.

En concreto, 584 toneladas de residuos fueron recogidos gracias a los 5.314 voluntarios y más de 170 organismos públicos y privados en la primera edición de Mares circulares. Del total recogido, casi dos toneladas correspondían a plástico PET, un tipo de envase comúnmente utilizado en envases de bebidas y textiles, que Coca Cola España “reintegrará en su cadena de valor para darle una segunda vida y fomentar la economía circular”, tal y como presentaron Ana Gascón y Carmen Gómez-Acebo, directora de responsabilidad corporativa de Coca Cola Iberia y de responsabilidad corporativa de Coca Cola European Partners Iberia, respectivamente.

Imprimir

Mares circulares ha ayudado en la conservación de 11 reservas marinas del territorio nacional junto a un espacio natural de Portugal, llevándose a cabo las tareas de limpieza marítima en 82 playas y entornos acuáticos de ambos países.

La recogida de los residuos en la zona pesquera es realizada por Vertidos Cero, que pesan en el mismo puerto el material y categorizan  el objeto encontrado, “lanzándose los datos directamente desde el móvil a la página web”, dijó Estíbaliz López-Samaniego, directora de proyectos en la asociación. La responsable añadió que “la información se envía al Ministerio en un informe anual”. Junto a Coca Cola, “no solo buscamos soluciones en relación al PET sino en todo el residuo en general, el vertedero”.

En búsqueda de la sensibilización

Otro de los principales objetivos del proyecto Mares circulares es lograr sensibilizar  a la sociedad en materia de reciclaje, por lo que se han llevado a cabo a  lo largo de 2018 formaciones a más de 18.000 jóvenes y adultos en las 12 playas con mayor afluencia de personas en el litoral español y portugués, en colegios y en ayuntamientos de 23 municipios de la península ibérica, así como en cinco fábricas de Coca Cola, como por ejemplo la de Málaga.

Estas acciones han permitido sensibilizar a más del 80% de los voluntarios, que ahora son más conscientes y además el 65% afirma que va a modificar sus hábitos en la gestión de residuos.

Una de las asociaciones colaboradoras lleva a cabo las recogidas con niños, de entre 10 y 12 años, Ecomar, que llevan 20 años concienciando a la ciudadanía, “gracias a Mares circulares este año hemos podido llevar a cabo 12 limpiezas de playas con unos 900 voluntarios que han recogido dos toneladas”, comentó Theresa Zabell, presidenta y fundadora de la fundación, quien añadió que se quedan con el entusiasmo de los participantes que “tienen ganan de que les volvamos a convocar”.

Investigaciones para proyectos de economía circular

Una última acción de esta iniciativa Mares circulares es la búsqueda de soluciones y  nuevos modelos con base científica para promover la economía circular. En ese sentido, no solo se reintegra el PET en la cadena de valor, sino que se están llevando a cabo tres investigaciones científicas distintas en la Universidad de Valencia, San Pablo CEU (Madrid) y Cádiz.

“El ámbito académico es importante, los resultados de las tres universidades se presentarán a lo largo de este año”, explicó Manuel Merchán, presidente de la Asociación Chelonia, que ha puesto en marcha la primera edición del concurso Mares circulares que pretende fomentar la búsqueda de soluciones a la problemática ambiental generada por los residuos en entornos marinos. El proyecto ganador para el jurado  ha sido PlasticFam, que propone usar la propia naturaleza para la recogida de la basura marina, en concreto la Bahía de Cádiz, que actúa como barrera natural.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •