Los fabricantes de Gran Consumo, unidos para batir el covid-19

Desde que comenzara la crisis sanitaria causada por el coronavirus, el sector de Alimentación y Bebidas, además de incrementar el ritmo de producción para garantizar el abastecimiento, ha iniciado acciones sociales con el fin de trasladar su ayuda a aquellos

Además de incrementar la producción, los fabricantes de Alimentación han realizado acciones sociales para hacer frente al covid-19
Además de incrementar la producción, los fabricantes de Alimentación han realizado acciones sociales para hacer frente al covid-19

Desde que comenzara la crisis sanitaria causada por el coronavirus, el sector de Alimentación y Bebidas, además de incrementar el ritmo de producción para garantizar el abastecimiento, ha iniciado acciones sociales con el fin de trasladar su ayuda a aquellos colectivos que más lo necesitan

Lo ha recordado Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca – asociación que engloba a fabricantes de marcas del sector, como Adam Food, Bimbo, Bonduelle, Calidad Pascual, Heineken y Mahou-San Miguel-, que les ha dado las gracias por aportar su granito de arena y “estar siempre hombro con hombro junto a los colectivos más afectados por este enemigo invisible y también junto a los que están en primera línea”. 

La entidad ha recopilado varias de las acciones llevadas a cabo por los fabricantes de la industria de la Alimentación

Adam Foods, fabricante de Cuétara, La Piara o Aneto, ha entregado 62.000 unidades de galletas y pastelitos a los voluntarios de IFEMA en Madrid; 13.000 unidades de producto a Cruz Roja Euskadi: 10.000 a los bomberos de Santander; 3.000 a Cáritas Diocesana de Barcelona; y 6.000 a residencias de Madrid. 

Bimbo está colaborando con entrega de pan, bollería y productos de pastelería a diversos hospitales repartidos por toda la geografía española, Cáritas, Cruz Roja y los bancos de alimentos. Mientras que Bonduelle ha trasladado a las instituciones 13.000 productos alimenticios, con el fin de abastecer a aquellos colectivos que se encuentran en una situación de extrema precariedad. 

Por su parte, Calvo ya ha anunciado que donará en los próximos días un pallet de producto de 6.500 latas a Bancos de Alimentos de España y 24 toneladas de conservas a Proyecto Hombre en La Coruña y 10 toneladas a Cáritas La Coruña. 

Campofrío, El Pozo, Gallina Blanca y Ferrero

Campofrío ha donado 4.000 kilos de alimentos a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FEBA); 200 kilos de producto embutido para bocadillos al Hospital de IFEMA; 16.700 equipamientos a los hospitales de Burgos y Soria como mandiles impermeables de polietileno, cofias o guantes de nitrilo; 5.000 euros para la compra de material de impresión al proyecto colaborativo de la red #coronamakers 3D coordinada por la Universidad de Burgos, y ha puesto en marcha la iniciativa ‘Food for Drivers’ en sus ocho fábricas españolas. 

El Pozo Alimentación ha contribuido en esta lucha con la donación de 100.000 unidades de equipos de protección individual al Servicio Murciano de Salud. En Ferrero Ibérica, han puesto a disposición de Cruz Roja productos de su catálogo para su distribución entre la población más vulnerable. Y envían directamente productos a varias hospitales del país para contribuir al sustento del personal sanitario. 

Gallina Blanca también ha colaborado en esta causa con 100.000 raciones de caldo para el hospital de campaña de IFEMA, así como otras 100.000 raciones de caldo, 150.000 de pasta seca y más de 40.000 de tomate frito para el Banco de Alimentos de Barcelona. En este sentido, también participan con la Fundación Arrels para suministrar comidas a los colectivos más necesitados en estos momentos. 

General Mills, Grupo Bel, Kellogg

General Mills, que engloba marcas como Häagen-Dazs, Old El Paso y Nature Valley, destina un paquete adicional de ayudas a FEBA para reforzar el alcance y agilidad logística de Banco de Alimentos. Además, están aportando productos a puntos cercanos a sus oficinas y plantas, como el hospital de IFEMA, donde han enviado barritas de cereales. 

Otro ejemplo es Grupo Bel, con marcas como La vaca que ríe, Babybel y Kiri, que ha donado un total de 100.000 unidades de producto a personas en riesgo de exclusión y pobreza, personal médico en hospitales y transportistas de productos de alimentación. 

Kellogg ha destinado 50.000 euros a la Federación Española de Bancos de Alimentos para ayudar a hacer frente a los costes adicionales que requiere la distribución de alimentos a las personas más necesitadas en estas especiales circunstancias. Esta donación en efectivo se suma a la donación regular de alimentos que realizan, que también se ha incrementado. Por otra parte, la compañía ha puesto en marcha un plan de ayuda extraordinario para distribuir cestas de la compra con alimentos esenciales a más de 350 familias beneficiarias de su programa social ‘Todos a Desayunar’. 

Mondelez, Nestlé y Pescanova

Mondelez International ha colaborado en esta causa, entregando más de 17 toneladas de producto al Banco de Alimentos de Madrid, León y Navarra, dos toneladas de galletas a la central de Cruz Roja en Madrid y tres toneladas a la Cruz Roja de Extremadura. Además, han repartido 1,4 toneladas de galletas al hospital de IFEMA y 15.000 mascarillas a hospitales locales. 

Nestlé, por su parte, ha hecho entrega de más de medio millón de unidades de café, aguas, barritas de cereales y suplementos alimenticios a diferentes colectivos, destacando la entrega a centros de salud y a las UCIs de toda España. 

Pescanova ha donado a la Asociación Enfermeras del Hospital Povisa de Vigo batas desechables, de tela, guantes de nitrilo, mascarillas FFP1 y chubasqueros. También, material de protección al Equipo de Soporte de Atención Domiciliaria de Getafe y al de Leganés, así como a los trabajadores de residencias de mayores de Toledo. Colabora, además, con comedores sociales, entregando productos a colectivos necesitados y está gestionando la donación de alimentos del mar al hospital de campaña de IFEMA, entre otras actuaciones. 

Más noticias sobre coronavirus: