Infografía del artículo ‘Why woman-owned startups are a better bet’, publicado en el diario ‘The Boston Consulting Group y MassChallenge.

Infografía del artículo ‘Why woman-owned startups are a better bet’, publicado en ‘The Boston Consulting Group y MassChallenge.

Las startups fundadas por mujeres tienen que ganar una carrera de obstáculos antes de lanzarse al emprendimiento. A la hora de solicitar una financiación, las mujeres recibieron alrededor de 935.000 dólares, que es menos de la mitad que obtiene un emprendedor (2,12 millones de dólares), según la publicación Why woman-owned startups are a better bet, publicada en el diario The Boston Consulting Group y  MassChallenge.

A pesar de la brecha salarial, las emprendedoras generaron más ingresos que los hombres por cada dólar invertido, es decir las nuevas empresas fundadas por mujeres llegaron a los 78 centavos de ingresos, mientras que las creadas por hombres a los 31 centavos.

Las empresas propiedad de mujeres reciben solo una pequeña parte de la financiación total de capital de riesgo. Pero lo que es realmente sorprendente es la efectividad de las statups fundadas o cofundadas por mujeres, que son capaces de convertir un dólar de financiación en un dólar de ingresos: generan mejores rendimientos y, en última instancia, son una mejor apuesta”, señala Katie Abouzahr, investigadora global en Women @ BCG y coautora del estudio.

La investigación también analizó a las 350 empresas durante un periodo de cinco años, observándose que las empresas dirigidas por mujeres (730.000 dólares) obtenían más ingresos que la de los hombres (662.000 dólares).

Las mujeres deben presentar proyectos más realistas y conservadores

Por otra parte, la publicación reveló que las mujeres están sujetas a más rechazos durante las presentaciones (pitching) que los hombres, sobre todo en el momento del emprendimiento. Por ello, las mujeres deben presentar suposiciones realistas y conservadoras para obtener capital de riesgo frente a los hombres que hacen proyecciones más atrevidas y arriesgadas.

A modo de recomendación, John Harthorne, fundador y CEO de MassChallenge y coautor del estudio señala que “como muestra nuestro estudio y otros estudios recientes, la industria necesita cambiar: los inversores deben tomar sus decisiones de financiación de manera más objetiva, y los aceleradores deben apoyar a las mujeres con mejores mentores y recursos a la vez que defienden el cambio a largo plazo en sus redes”.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •