El futuro del sector alimentario pasa por el ecommerce

El ecommerce será el futuro del sector alimentario, según se ha debatido en el webinar de la agencia Marco

El ecommerce será el futuro del sector alimentario, según se ha debatido en el webinar de la agencia Marco

El mundo digital ha ganado un protagonismo más relevante si cabe con la crisis del COVID-19. El estado de alarma ha supuesto el auge del delivery, el ecommerce y las redes sociales. Según un informe de la agencia Marco, durante el confinamiento casi el 60% de los españoles ha realizado más compras por Internet y un 40% confiesa que aumentará sus compras online tras el mismo. Por lo que el comercio electrónico podría suponer una oportunidad de negocio para muchos sectores a la hora de afrontar la situación actual. 

Si el futuro del sector alimentario para por el ecommerce es una de las preguntas principales que se plantea esta industria. Para responder a esta cuestión la agencia Marco inauguró la semana pasada su programa de webinars sectoriales, donde también analizó los principales retos comunicativos en la era post-COVID-19. Donde representantes de Kraft-Heinz, Danone, Subway, Primeras Marcas, el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero y Julián Martín debatieron sobre el impacto que está sufriendo su negocio y las nuevas realidades que ha puesto sobre la mesa esta pandemia, como la importancia de las medidas sanitarias y la apuesta por comidas y cenas en el propio hogar. 

Además, la agencia presentó las principales conclusiones de su estudio sobre hábitos de consumo y relación con las marcas tras el coronavirus, que introdujo este nuevo escenario y ofreció una visión global sobre los temas que se cubrieron.

En el webinar sobre el sector Alimentación y Horeca se abordó cómo la situación actual  ha provocado que muchas marcas hayan tenido que modificar su planes de comunicación y marketing. “Desde el punto de vista de la gestión de la marca, hay que hacer un replanteamiento estratégico. El mayor reto es que estamos dibujando una estrategia para una realidad que no existe y que se está construyendo cada día”, destacó Inés Fonseca, head of marketing mediterranean Europe de Subway. 

Y es que la realidad que conocíamos antes se ha visto impactada de lleno con el coronavirus, afectando incluso a algunos de los hábitos más arraigados en España. Prueba de esto, y como evidencia el estudio realizado por Marco, el 42% de los españoles confiesa que irá menos a bares y restaurantes tras la crisis sanitaria. Además, las cenas y almuerzos en casas experimentarán un auge nunca antes visto en nuestro país, con un 53% de españoles apoyando esta tendencia, por lo que el sector de la restauración tiene por delante un desafío mayúsculo. 

Un factor fundamental a tener en cuenta por la restauración, especialmente en esta fase actual de reapertura escalonada de sus negocios, es precisamente la comunicación de las medidas de seguridad que están implementando. Según el estudio, las medidas sanitarias se han convertido en “lo más importante para los españoles” a la hora de elegir un restaurante, por delante incluso de la calidad y el precio. Por lo que la comunicación clara y transparente de las mismas tiene que ir en paralelo con este proceso de reapertura.

Nueva relación entre consumidores y marcas

Este impacto global implica reinventar también la propia relación marca-cliente, donde la confianza se ha convertido en un elemento de vital importancia para reforzar. “El impacto del coronavirus ha sido transversal, y ha impactado en el modo de relacionarnos con nuestros clientes y consumidores. El compromiso con la salud y la sociedad, sin embargo, ya lo incorporábamos antes”, reveló Silvia Durán, foodservice manager de Danone.

Y es que el consumidor, especialmente en épocas de crisis como la actual, espera una propuesta de valor por parte de las marcas, como apoya el 40% de los consumidores encuestados en el estudio.

Por otro lado, la confianza en las marcas líderes y en los productos locales ha aumentado significativamente en estas últimas semanas. De hecho, el 75% de los españoles priorizará la marca nacional en sus compras, según datos del estudio. Pero las compañías deben trabajar por mantener esa confianza, trabajando un storytelling que resalte lo valores de la empresa, refleje el ADN de la marca y sea coherente con las acciones de su empresa para dar confianza al consumidors, construyendo así una reputación positiva frente a otras. 

“El storytelling siempre ha sido importante y seguirá siéndolo y, creo que, como siempre, debemos conectarlo íntimamente con lo que siente la gente, con lo que espera y lo que tenemos que ofrecer. Creo que no se puede separar la marca de esto y ahora menos que nunca”, sentencia Inês Fonseca, head of marketing Mediterranean Europe de Subway.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.