Frinsa: “la intoxicación se limita a una única lata y de un solo lote”

 

El pasado 30 de agosto, se comunicó el tipo de toxina (botulínica), que su ingesta provoca alteraciones vegetativas (sequedad de boca, náuseas y vómitos) y parálisis muscular progresiva.

El tipo de tóxica (botulínica) provoca alteraciones vegetativas (sequedad de boca, náuseas y vómitos) y parálisis muscular progresiva.

Las intoxicaciones veraniegas parecen no tener fin. El más reciente, el brote sufrido por una toxina botulínica detectada en el atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA, elaborado por Frinsa, después de que cuatro personas de una misma familia hayan sido atendidas al consumir una ensaladilla casera con este producto.

Tras la publicación de la alerta amarilla de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), el fabricante ha manifestado su postura. Frisan señala que “esta intoxicación se limita a una única lata y de un único lote, que previamente a su análisis se abrió  y se manipuló” y añade que “los análisis del resto del lote han resultado satisfactorios y así lo ha acreditado la Xunta de Galicia”.

Además, el fabricante ha colaborado con la empresa y las autoridades sanitarias desde el inicio del brote de intoxicación (9 de agosto). El pasado 30 de agosto, se comunicó el tipo de toxina (botulínica), que su ingesta provoca alteraciones vegetativas (sequedad de boca, náuseas y vómitos) y parálisis muscular progresiva.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.