La experiencia de usuario en ecommerce empieza con la publicidad

Según datos de la AIMC, Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, el 34% de los internautas españoles utilizan adblockers.

Según datos de la AIMC, el 34% de los internautas españoles utilizan adblockers.

(Por Elena Lostalé)

La importancia de la experiencia de usuario durante el proceso de compra en ecommerce es ya de sobra conocida por cualquier retailer, pero lo cierto es que una buena experiencia comienza en el momento en el que el consumidor es impactado por publicidad. En ese sentido, ¿sabemos todo lo que podemos hacer para empezar con buen pie?

Según datos de la AIMC, Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, el 34% de los internautas españoles utilizan adblockers. Esto significa que un tercio de los consumidores no ven nuestros anuncios cuando navegan por Internet. ¿Qué les lleva a ello? Las dos principales razones: exceso de publicidad y anuncios que dificultan la navegación, lo que redunda en que su experiencia no sea óptima.

La industria lleva varios años tratando de combatir el problema que suponen los bloqueadores de anuncios en Internet. Desde el propio Google, a asociaciones como el IAB, pasando por estrategias propias adoptadas por los medios digitales, muchos han sido los intentos por salvar este escollo, sin demasiado éxito hasta la fecha. Quizá la clave esté en mejorar la publicidad con la que intentamos impactar al consumidor de perfil digital.

Siete de cada diez consumidores estadounidenses demandan anuncios más personalizados. Sin embargo, la personalización de los anuncios se vuelve un reto cuando los usuarios enarbolan la bandera de la privacidad. La firma de ciberseguridad RSA descubrió que únicamente el 17% de los internautas estadounidenses y europeos consideran ético rastrear su actividad online para la personalización de anuncios.

Pero si hay un grupo que genera verdadera preocupación, ese es el conformado por los centennials. Los integrantes de la Generación Z no sólo representan el futuro de la economía, sino que se sabe que, ya a su corta edad e ínfimo poder adquisitivo, son decisores de muchas de las compras domésticas en el presente, dada su habilidad para encontrar información, ofertas y valoraciones en Internet.

Nativos digitales, los consumidores de entre 13 y 24 años navegan casi exclusivamente a través del móvil (donde es más difícil recurrir a bloqueadores de anuncios, dado que la actividad se desarrolla casi por completo dentro de aplicaciones). Eso sí, si tienen oportunidad, son los mayores usuarios de adblockers, y se reconocen muy celosos de su privacidad. Vamos, que, como nativos digitales que son, ya saben de qué va la vaina. ¿Cómo pueden los vendedores llegar a ellos? Los social ads y la publicidad nativa son la respuesta, siempre atendiendo al contexto y la personalización.

A la luz de la realidad, parece que anunciantes y medios se confunden de enemigo. La lucha no debe ser contra los adblockers, sino contra aquella publicidad que resulta molesta e irrelevante: los consumidores desean menos cantidad y mayor calidad. La personalización genera relevancia lo que, a su vez, disminuye el rechazo y la necesidad de utilizar bloqueadores. La lucha, por tanto, debe ser contra la mala publicidad.

 (Elena Lostalé es marcom manager de Kanlli)

Kanlli_IPMARK_57x72 logo noticiaSi deseas conocer más sobre la importancia de los anuncios relevantes, visita el blog de Kanlli.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.