En las tripas de Amazon

En las tripas de Amazon

Excesivo. Es el adjetivo que mejor define las instalaciones de la plataforma logística de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid). Una de las 25 con que cuenta  la compañía en Europa (1,5 millones de m2) y el  único almacén distribuidor en nuestro país. Un centro, que funciona a pleno rendimiento desde el 18 de octubre de 2012, un año después de que el gigante mundial de ecommerce iniciara su actividad en el mercado nacional.

DETRÁS DEL CLICK
Todos conocemos cómo funciona la compra en Amazon, pero ¿qué hay detrás de un click en su web? Este centro logístico es más de lo que uno puede apreciar con una simple mirada. Un espacio formado por miles de estanterías, 11.748 estantes, lo que supone 7.923 más que hace un año y un total de 6.930 metros, casi dos veces la altura del Teide. También muchos contenedores, cintas transportadoras y más de 500 carros de transporte para dar vida a un almacén de 12.500 m3, es decir, 8.000 más que en 2012, gracias a la construcción de una pick tower (torre de almacenaje) y un sistema de conveyors.

La plataforma de San Fernando, una estructura de 32.000 m2, equivalente a cuatro campos de fútbol, pronto recibirá una segunda pick tower para añadir un 20% más de superficie (10.000 m2) hasta superar los 60.000 m2. Una extensión necesaria, generada por la demanda y la venta en nuestro país, que supondrá la segunda ampliación en tan sólo 22 meses.

“Sólo en febrero, Amazon recibió cinco millones de visitantes en España”, asegura François Nuyts, director general de Amazon España, que destaca la velocidad con que se está desarrollando la compañía en suelo nacional, un proceso que va mucho más rápido que en otros mercados. Por ejemplo, la categoría de deportes tardó ocho años en lanzarse en Francia y en España sólo ha llevado uno. Esta respuesta ha hecho que la compañía decida este año “ampliar el surtido con nuevas categorías y servicios”, y continuar con precios bajos en nuestro país. Una receta, que para el directivo supone haberse ganado la confianza del consumidor.

En la misma dirección apunta Fred Pattje, director de Operaciones. Ambos nos acompañaron en un recorrido por el centro, que comenzó en el Inboud (recepción y control de calidad de la mercancía); continuó en el Stow (ubicación), para pasar por la pick tower (torre de almacenaje) y finalizó en el Outbound (preparación de envíos).

ORDEN DESORDENADO
Cuatro pasos para conocer un proceso que cuenta con un software de desarrollo propio, un sistema que hace que los operarios realicen sus tareas de forma eficiente. Después de haber pasado un riguroso sistema de calidad, integra todos los productos y los distribuye por el centro, en diferentes zonas. Es un ‘orden desordenado’, donde las categorías se mezclan (juguetes con música…). Se trata de una clasificación aleatoria que intenta facilitar la búsqueda a los empleados, de forma que utilicen la ruta más corta para llegar a un artículo. Un dispositivo calcula el camino más ágil para que el empleado pueda recoger varios productos diferentes. La ubicación de un producto jamás se repite en las celdas contiguas o en las estanterías de enfrente.

Todo está calculado, registrado y escaneado, en una colocación que parece casual.

El sistema también guarda datos de medidas y peso ( realizadas por el cubiscan) y cuando llega un envío indica la caja en la cual debe ir. Una vez se han procesado todos los datos y realizado el control de calidad, el software decide qué transportista, de los que trabajan en España con Amazon, realizara el envío (UPS, MRW, DHL, Seur y Correos). Nuyts advierte que, además, la empresa ha dispuesto en nuestro país una red de 1.200 puntos de recogida en establecimientos físicos de toda la península y Baleares, a través de Kiala, sociedad que pertenece a UPS.

El envío puede llegar en 24 horas si el cliente lo desea. Si es usuario Premium tendrá un coste de 2,99 € y si no lo es pagará 7,99 €. Para envíos normales, la media es de 2 a 5 días en el tipo Premium y sin coste alguno. Para el resto, el plazo oscila entre 3 y días, con una tarifa de 2,99 €.

Para el director general de Amazon España, lo importante no es lo que paga el cliente, sino la posibilidad de elegir dentro de una variada oferta, amplio surtido, calidad y buen el precio. “Amazon trabaja desde el cliente hacia atrás. Ofrecemos 15 categorías (la mitad que en Estados Unidos) y 38 millones de productos, seis más que hace cuatro meses, cuando sólo eran 32 millones”, señala Nuyts.

PRODUCTOS Y SERVICIOS
Amazon distribuye servicios y productos únicos en la venta online. Uno de ellos es Kindle Direct Publising (KDP) por el que cualquier usuario puede autoeditar su propio libro, a través de la herramienta, Createspace. El año pasado, el 40% de los 25 libros más vendidos por la enseña correspondió a obras autoeditadas. Para Nuyts, esto es resultado del enfoque cultural de la empresa y de su apoyo al talento de nuevos creadores. Otro artículo exclusivo es el Chrome Cast, un dispositivo de Google que convierte la televisión en una pantalla gigante de tablet.

Po otra parte, los usuarios pueden acceder y consultar información sobre el catálogo de Amazon a través de su aplicación para iPhone y Android, que permite escanear el código de barras de un producto y encontrarlo en la web al instante, sin necesidad de utilizar el teclado.

INVERSION A LARGO PLAZO
Amazon aterrizó en España en plena crisis. “Hemos llegado en uno de los peores momentos, pero tenemos planes de inversión a largo plazo”, reconoce Nuyts, que no desvela si tienen intención de instalar un nuevo centro logístico en Barcelona, como se ha rumoreado. “De momento, vamos a invertir aquí”, afirma con prudencia.

Lo cierto es que Amazon ha triunfado en España. Para muestra un botón. El pasado 24 de diciembre fue el día de mayor actividad, el peak day. En 24 horas, firma envió más de 130.000 pedidos, siendo las 22,28 horas el pico más alto. En esa fecha, el centro logístico de España gestionó más de 83.000 productos, lo que significó 91 pedidos por minuto. Durante el último trimestre de 2013, de las instalaciones de San Fernando salió un camión cada 21 minutos.

En la última Navidad se utilizaron más de 24 kilómetros de papel de regalo (reciclado), cantidad que podría cubrir dos veces el Paseo de la Castellana de Madrid. Durante la semana de más actividad del mes de diciembre se enviaron desde Madrid más de 400.000 productos, es decir, tantos paquetes como 22 veces las piezas de la Torre Eiffel.

Madrid, País Vasco y Navarra fueron las comunidades autónomas donde se compraron más productos per cápita en las últimas fiestas navideñas.
ppascual@daretail.com

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.