El consumidor sostenible demanda más apoyo institucional

El 89% de los investigados opina que las instituciones tienen que ayudar a los clientes a adoptar estas nuevas costumbres.

El 89% de los investigados opina que las instituciones tienen que ayudar a los clientes a adoptar estas nuevas costumbres.

La sostenibilidad no es solo una moda pasajera, los españoles prefieren cada vez más los productos ecológicos y demandan a las marcas de todos los sectores que estén comprometidas con el consumo responsable. En concreto, cerca del 95% tiene este discurso, mientras que el 90% considera que las empresas deben efectuar políticas que favorezcan a los usuarios finales en este tema. No obstante, el usuario cree que a las entidades e instituciones todavía les quedan un largo recorrido.

Estas conclusiones son recogidas del informe ‘Consumo sostenible en España’, elaborado por Oney, en colaboración con OpinionWay. El consumidor nacional es consciente. El 85% encuestado estaría dispuesto a comprar un producto más caro, siempre que provenga de canales de producción responsable. De hecho, cerca del 90% de los entrevistados afirma conocer en qué cosiste este tipo de consumo, y el 93% declara que intenta diariamente adoptar hábitos. Así, casi nueve de cada 10 estarían dispuestos a comprar artículos orgánicos o del comercio justo, mientras que el 85% abogaría por limitar actividades contaminantes.

Igualmente, esta situación no solo preocupa al usuario final. Las autoridades deben aportar su granito de arena. El 89% de los investigados opina que las instituciones tienen que ayudar a los clientes a adoptar estas nuevas costumbres y el 88% piensa que las entidades financieras deberían comprometerse. A pesar de estas demandas, el 62% de los encuestados no se cree, o poco, las promesas sobre desarrollo sostenible de las firmas.

¿Qué hábitos tienen los españoles?

image002 (1)A día de hoy, el 70% afirma comprar artículos que hayan sido reciclados o reutilizado, y el 84% declara que adquiere “aquellos que puedan serlo”, y el 85% elige medios de transporte que sean menos contaminantes.

De hecho, desde hace tres años, los españoles han cambiado sus hábitos de consumo. En concreto, el 57% se está esforzado más en separar los desperdicios; el 53% elige productos locales; y el 50% adquiere más orgánicos.

Por su parte, aspectos como el precio (77%) e impacto en la salud (57%), son los dos criterios que tienen más en cuenta los españoles a la hora de elegir.

Medidas

Según los encuestados, las medidas que podrían ayudar a crecer este hábito serían si hubiera beneficios impositivos para hogares que ayuden (43%), o si fabricantes y distribuidores ofreciesen más alternativas (34%). Estas respuestas van de la mano con las principales barreras, que serían la falta de oferta (29%), escaso poder de decisión del usuario final (25%) o que, actualmente, es difícil ser un consumidor responsable (18%).

El estudio concluye que en el futuro será crucial que las empresas sean capaces de cumplir con las expectativas y aspiraciones de los consumidores, que ya han emprendido medidas significativas para adaptar sus hábitos de consumo hacia un modelo más responsable.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.