Criptomonedas, una opción para viajar más fácil

Criptomonedas, una opción para viajar más fácil

Criptomonedas, una opción para viajar más fácil

A pesar de haber sido inventada en 2009, la criptomoneda era poco conocida hasta el 2017 aproximadamente, cuando el precio de Bitcoin alcanzó los $10,000 dólares y continuó subiendo. 

Irrumpiendo de manera contundente en la conciencia pública, se convirtió en un tema común del que muchos comenzaron a hablar, lo que provocó un gran interés de inversores especialistas, y de inexpertos, gracias al constante auge que iba ganando el mercado de la criptomoneda y su precio.

Si bien el cripto mercado ha vivido algunos altibajos desde entonces, la moneda digital sigue siendo cada vez más popular en todo el mundo. En la actualidad, es aceptada como opción de pago por muchos comercios minoristas a nivel global. Todo el que tiene, por decirlo de alguna manera, criptomonedas ‘en el banco’, puede gastar su dinero en mayor variedad de tiendas, restaurantes, hoteles, etc.

Muchos expertos han discutido si la divisa digital puede llegar a convertirse pronto en la moneda perfecta para salir de viaje, y su argumento la verdad es que tiene bastante sentido. 

Muchos turistas a día de hoy viajan sin dinero en efectivo y buscan formas innovadoras para hacer sus compras en el extranjero, Bitcoin, o cualquier otra divisa digital, podría ser exactamente lo que están buscando.

Transferir dinero a nivel internacional

Brokers reconocidos como eToro, han ofrecido por mucho tiempo la posibilidad de comprar criptomonedas a través de sus plataformas. Al ofrecer tarifas competitivas y una variedad de opciones, desde Bitcoin hasta Dash y Ethereum, sus productos ofrecen grandes ventajas para viajeros internacionales y viajeros frecuentes: esto les permite enviar dinero a muchos países con un coste mínimo y una velocidad óptima.

En definitiva, no importa en qué lugar del mundo te encuentres, los viajeros pueden encargarse de sus pagos o compras fácilmente como si estuvieran en su país de residencia. Imagina, por ejemplo, que necesitas pagar un servicio público. Si bien, hacer esto desde el extranjero, a través de un banco o un servicio de remesas, tomaría alrededor de tres a cinco días hábiles y su coste podría ser elevado, la criptomoneda podría realizar la misma tarea instantáneamente y por una cifra mucho menor.

Un ejemplo de esto, la compañía de cambio de criptomonedas Binance movió una cantidad equivalente a $614 millones de dólares aproximadamente de un monedero virtual a otro en 2018, un proceso que tomó menos de ocho minutos y un coste aproximado de $7 dólares. 

Recibir dinero desde el extranjero

No solo es bueno que los viajeros puedan enviar dinero desde fuera de su país de origen, también es una gran ventaja que lo puedan recibir estando fuera. Cuántas veces no hemos escuchado que personas que se encuentran de vacaciones, por diferentes motivos, ya sea porque perdió su cartera, o lo robaron, o simplemente las compras se le salieron de control y necesita fondos adicionales. 

Recibir estos fondos estando fuera de su país puede resultar muy costoso por las altas comisiones, además que en muchos casos suele tardar algún tiempo.

Si este proceso se realiza a través de moneda virtual, el procedimiento es mucho más rápido, sencillo y con un coste que puede parecer algo simbólico. 

Las tarjetas de crédito y sus cargos ocultos

A medida que avanzas en la lectura de este artículo, es muy probable que hayas notado algo repetido varias veces: la criptomoneda puede eliminar muchos de los cargos y gastos que conlleva gastar dinero estando en el extranjero. No solo por enviar o recibir dinero, también por cada transacción que realizas siempre que pasas tus tarjetas en las tiendas.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los viajeros prefieren no llevar dinero en efectivo, ya que no es conveniente cargar grandes cifras de dinero cuando viajas a otro país, es muy común utilizar tarjetas de crédito. El problema que esto trae, es que esa facilidad tiene un coste de comisión en cada transacción.

Afortunadamente, las tarjetas multidivisas de criptomonedas ya se pueden conseguir. Esto permite a los turistas ahorrarse aproximadamente un 3%, algo que muy posiblemente su banco les cobre por cada pago realizado en un comercio con una tarjeta de crédito en el extranjero. Esas tasas en moneda digital son menores, lo que hace que en definitiva el coste por cargos adicionales sea inferior. 

Retirar dinero en el extranjero

Las criptomonedas tienen un beneficio adicional cuando hablamos de divisas virtuales como alternativa al turismo: se puede ahorrar dinero al hacer retiros en efectivo cuando estás fuera de tu país.

Esto se debe a que los bancos imponen no solo una tarifa de transacción extranjera, sino un cargo adicional cuando se retira dinero de un cajero automático. Este no es el caso de las tarjetas de criptomonedas, que generalmente, cobran solo una tarifa del 2% .

Cuando se trata de viajar al extranjero, las monedas digitales cuentan con numerosos beneficios para aquellos que desean tener máxima comodidad y un coste mínimo. ¿Considerarías cambiar de efectivo a criptomoneda para tu próxima escapada?

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.