Aprendizaje automático, una nueva especialización en la Ciberseguridad de las empresas

ciberseguridad

El aprendizaje automático basado en el sistema de algoritmos de aprendizaje automático ofrece grandes posibilidades a la Ciberseguridad. Permite detectar y prevenir las amenazas, proteger los datos de las empresas y optimizar los recursos humanos.

La Inteligencia Artificial, en los últimos años, ha provocado un gran interés motivando investigaciones en diferentes niveles y sectores. Esto ha llevado al desarrollo de nuevos usos. Es el caso de los algoritmos de aprendizaje automático, uno de los máximos exponentes de la IA. Son capaces de detectar errores, corregirlos y posteriormente, tomar decisiones adecuadas a partir de esos datos rigurosos. Estas dos posibilidades son las que han animado a la ciberseguridad a confiar en este tipo de tecnologías ya que los ataques actuales se basan en las incógnitas.

El desarrollo de las tecnologías empresariales y el avance de las innovaciones están provocando  un aumento en las amenazas. El problema dependerá de la capacidad de poder hacer frente a los riegos y daños. Ante esto, el aprendizaje automático que aportan los sistemas de algoritmo de la Inteligencia Artificial, permiten detectar y analizar las ciberamenazas de forma rápida. Esto ha llevado a convertirlo en una de las principales perspectivas de la ciberseguridad corporativa.

Prodware, multinacional experta en consultoría e implantación de soluciones tecnológicas para la transformación digital de las empresas ha analizado las principales aplicaciones que proporciona el aprendizaje automático a la ciberseguridad.

Uno de los puntos fuertes de los algoritmos de aprendizajes automáticos es la rapidez con la que se pueden prevenir y detener los ataques.  Los sistemas de aprendizaje establecen protocolos de seguridad que se asocian a acciones dependiendo del tipo de intromisión se detecte en la empresa.

Ayudará a proteger los datos de la empresa. Las amenazas están en continua evolución, y por ello es importante conocerlas para poder detectar vulnerabilidades. Gracias al aprendizaje automático las aplicaciones de seguridad son capaces de detectar estas nuevas amenazas incluso de los eslabones más débiles como en el correo electrónico, dispositivos móviles, datos sensibles, etc

El aprendizaje automático puede automatizar determinadas tareas de ciberseguridad, por lo que se asegura un elevado nivel de protección.  Así, se pueden destinar los activos humanos a otras tareas más complejas mientras el sistema se ocupa de las más básicas. Esto demuestra que los expertos en seguridad siguen siendo esenciales, pero sus funciones evolucionarán.

Las soluciones de ciberseguridad se podrán perfeccionar. Gracias al aprendizaje automático los expertos en ciberseguridad podrán analizar y clasificar las amenazas de forma efectiva. Pero también hay que tener en cuenta que el acceso a la IA también está al alcance de los ciberdelincuentes lo que les permite crear ataques más perniciosos. Por ello, la única opción para garantizar la seguridad es situarse un paso por delante en el uso de sistemas automatizados basados en IA.

Spread the love
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.