Alexa, rellenará el depósito del coche estadounidense en este año

Amazon se introduce en el sector de la automoción a través de su asistente virtual, Alexa. Después de incorporarse en los últimos modelos de marcas como Audi, BMW, Ford o Toyota, el gigante de ecommerce añade un nuevo comando de

Amazon alcanza un acuerdo con Exxonmobile para ofrecer un servicio de repostaje con Alexa en 11.500 estaciones de servicio
Amazon alcanza un acuerdo con ExxonMobil para ofrecer un servicio de repostaje con Alexa en 11.500 estaciones de servicio

Amazon se introduce en el sector de la automoción a través de su asistente virtual, Alexa. Después de incorporarse en los últimos modelos de marcas como Audi, BMW, Ford o Toyota, el gigante de ecommerce añade un nuevo comando de voz a su asistente que permite al usuario repostar sin necesidad de bajarse del vehículo

La compañía con sede en Seattle ha alcanzado un acuerdo con ExxonMobil y Fiserv, que posibilitará a los clientes del marketplace echar combustible en una de las 11.500 estaciones de servicio Exxon y Mobile, en Estados Unidos. 

Para disfrutar de dicha experiencia, que se lanzará a finales de año en el país norteamericano, los usuarios deberán ser clientes de Amazon y disponer en su coche de Echo Auto o de cualquier dispositivo móvil que incorpore a Alexa. Bastará con pronunciar ‘Alexa, pay for gas’ (Alexa, paga por combustible) para que el asistente confirme la estación de servicio donde ha de repostar y el número de estacionamiento. 

La transacción se efectuará mediante Amazon Pay, que utilizará la información que tiene guardada el usuario en la cuenta que posee en el marketplace. Y para garantizar la seguridad de la operación, dicho servicio incorporará la tecnología de Fiserv. 

Amazon, en CES 2020

El servicio ha sido anunciado por la firma de comercio electrónico durante el Consumer Electronic Show (CES), que se celebra del 7 al 10 de enero en Las Vegas. Aquí también se ha podido saber que el asistente virtual del marketplace estará en la gama Huracan Evo de Lamborghini, y en los dos primeros vehículos eléctricos del fabricante estadounidense Rivian, el R1S y el R1T. Además de en la próxima flota de 100.000 camionetas de reparto eléctricas de Amazon.