Tecnología para alargar la vida útil del turrón

Esta herramienta permite detectar la oxidación de los frutos secos para alargar la vida útil del turrón

Esta herramienta permite detectar la oxidación de los frutos secos en unos minutos para alargar la vida útil del turrón

Con el objetivo de garantizar una larga vida útil del turrón, el centro tecnológico Ainia ha desarrollado un prototipo inteligente que permite a los fabricantes detectar el momento en el que éste pierde calidad debido a la oxidación de los frutos secos que lo componen. 

La herramienta se sirve de una serie de sensores que consiguen detectar las pequeñas variaciones en la composición química y sensorial – el sabor y el olor- del turrón. En concreto, analiza el proceso de degradación – esto es, la oxidación- de los ácidos grasos insaturados presentes en las almendras y otros frutos secos. 

La vida útil del turrón se sitúa entre los 15 y 18 meses desde su fabricación. Pero la oxidación de los frutos secos que lo componen puede originar que éste sepa a rancio. O, incluso, que se formen compuestos tóxicos perjudiciales para la salud. 

A diferencia de otras tecnologías, este prototipo es capaz de detectar los cambios producidos en los frutos secos en unos minutos, frente a las dos o tres horas que tardan los métodos convencionales. Desde el centro tecnológico aseguran que esta herramienta permitirá aumentar y estandarizar la calidad de los productos de larga vida útil.

La solución forma parte del proyecto Retox, en el que han colaborado las empresas Intertronic Internacional y Almendra y Miel. 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.