compras-sociales

Ofertas personalizadas y compras sociales, oportunidades para los retailers

A pesar de que aún queda tiempo para la llegada del 5G a nuestro país – el despliegue de dicha tecnología está fechada para finales de año-, las compañías ya miran con lupa las oportunidades que puede traer consigo el hecho de disponer de una conexión más rápida. Entre ellas, la posibilidad de contactar con un cliente potencial desde las variadas pantallas digitales presentes en las calles de una metrópoli.

Así lo señala la agencia de medios Carat en su informe ‘Trends 2019: Digital Grows Up’. En concreto, la tendencia de que los comercios aprovechen distintas soluciones de digital signage para comunicar ofertas personalizadas para los visitantes de su establecimiento. Gracias al empleo de programas de Inteligencia Artificial (IA) que aprovechan los datos recopilados de los almacenes y de los clientes en los canales en los que ha estado presente.

Entre ellos, el ‘smartphone’. De acuerdo con el estudio, debido a que tanto el OOH (pantallas de publicidad exterior) como el teléfono móvil están basados en la localización, resulta natural crear sinergias entre ambos. Válido para aquellos retailers grandes, pero también, subrayan en la agencia, para aquellas marcas de nicho.

Precisamente, la obtención de un gran volumen de datos por parte de compañías grandes permite a las mismas comenzar a diseñar y comercializar productos y/o servicios en base a los mismos. Desde la agencia destacan el caso de Amazon y su tienda 4 Stars en Nueva York, cuyo catálogo se compone de las referencias valoradas con cuatro estrellas en el marketplace.

También pequeñas. En el informe exponen los casos de la startup china Choosy, que aprovecha las tendencias de moda de Instagram para fabricar sus diseños, y la española Badi, que mediante algoritmos de Inteligencia Artificial (IA) empareja a propietarios e inquilinos en función de la compatibilidad de sus perfiles.

Compras sociales

En su estudio la agencia de medios señala de igual modo la inclinación de más compañías a poner en venta, además de productos, la suscripción a determinados servicios. Así ha ocurrido con Glovo, que a través de Glovo Prime, ofrece a los usuarios una tarifa mensual para realizar compras ilimitadas en cualquier ciudad española. Y un grande de la alimentación, Nestlé, se encuentra en mitad de una prueba piloto en España y Francia de su modelo de suscripción de comida para mascotas Tails.com.

Y si las redes sociales ya resultaban un canal más para atraer al consumidor, los mismos protagonizarán la transformación de las compras. De acuerdo con el informe, las transacciones se volverán más sociales, permitiendo la compra sopesada de un producto en grupo o la impulsiva desde una red social. Algo que se materializará, sobre todo, en los sectores de Moda y Tecnología.

Asimismo, la conversión de compradores habituales a fieles de la marca será más fácil gracias a la creación por parte de las compañías de comunidades privadas, con especial relevancia en las rúbricas deseables, de culto, premium o de nicho. Según explican en la agencia, “una vez que las marcas han encontrado un pequeño grupo de fans apasionados, es más fácil ofrecerles beneficios como la personalización que a un grupo más grande”.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •