Cómo minimizar al usuario las colas de entrada a los supermercados

Desde que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus, las colas en la entrada de los supermercados se han convertido en una imagen representativa del confinamiento. Una fotografía que, sin embargo, podría tener los días contados, gracias a la tecnología de

Sensalytics permite saber en tiempo real el número de personas que esperan en la cola de entrada a  un supermercado
Sensalytics permite saber en tiempo real el número de personas que esperan en la cola de entrada a un supermercado

Desde que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus, las colas en la entrada de los supermercados se han convertido en una imagen representativa del confinamiento. Una fotografía que, sin embargo, podría tener los días contados, gracias a la tecnología de esta compañía alemana.

Se trata de Sensalytics. Un programa desarrollado por Tectuality GmbH – del Grupo Willendorf- que permite saber, en tiempo real, el número de personas que esperan en la puerta de un supermercado. A través de la aplicación de Sensalytics, el usuario podrá consultar cuántos compradores se hallan esperando y reservar aquella hora en la que el establecimiento se halla con una afluencia menor de visitantes. 

El programa también incorpora una pantalla que, instalada en la entrada del establecimiento, informa a los usuarios que se hallan en la cola si pueden entrar o no al mismo. Lo hace a través de un código de colores – verde para entrar, rojo para permanecer en la fila-.

Este sistema de gestión de ocupación funciona gracias a una serie de sensores 3D, que, instalados en el punto de venta, posibilitan registrar las entradas y salidas de los compradores, además de analizar las zonas con mayor ocupación dentro del establecimiento, permitiendo optimizar así la gestión del personal. 

Según sus creadores, el programa es de fácil instalación y es compatible con el Reglamento General de Protección de Datos. “Los datos de acceso generados y almacenados se pueden utilizar con fines de documentación frente a las autoridades, que, sin duda, exigirán pruebas en el futuro debido a la pandemia”, aseguran. 

Durante el confinamiento, el programa ya se ha incorporado en más de 2.000 establecimientos de las principales cadenas de supermercados europeas. La empresa tiene pedidos para otras 40.000 tiendas más.