Los madrileños creen que el top manta es un problema social

manteros-gran-via

Más de la mitad de los madrileños piensan que el top manta es un problema social, pero el 25% reconoce haber comprado alguna vez algún producto. Ante esta práctica ilegal, la mayoría de los ciudadanos defiende que el Ayuntamiento de Madrid debería tomar medidas para paliarlo.

En los últimos años el crecimiento de la venta ambulante ha crecido exponencialmente. Esto ha llevado al aumento de la preocupación de los empresarios españoles por los efectos negativo. A nivel económico, laboral, e incluso de índole social. Por ello, CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE ha presentado un estudio que recoge la opinión de los madrileños sobre este fenómeno.

top mantas madrid

El análisis elaborado por Sigma dos ha mostrado que para el 62.8% de los madrileños, la venta top manta es un problema social, importante o bastante importante. Para ellos es una situación que afecta a la economía social pero no creen que sea una situación mucho mayor en la capital que en el resto de España.

Quienes defienden que esta práctica debe desaparecer, el 63% considera que es el Ayuntamiento de Madrid el que debería ser el encargado de tomar las medidas necesarias para acabar con el top manta. Reconocen  que afecta a la imagen de la ciudad, al orden y la seguridad de la misma. Como solución, el 51% de los madrileños creen aumentar la presencia policial podría ser la mejor solución ya que la mitad de los encuestados admite que una regulación de este tipo de ventas no arreglaría nada.

Pese a que la mayoría está en contra de la venta ambulante, el 25% de los madrileños reconoce haber comprado alguna vez un producto. Entre los artículos que más se adquieren destacan los bolsos (el 30.4%), la ropa (el 24.5%), la música (24.1%) y las películas (21.8%). El 90% de los consumidores realizan estas compras motivados por impulsos causados por los bajos precios. Esto demuestra que no son clientes habituales, 6 de cada 10 solo consumen una vez al año.

Entre los ciudadanos que no han comprado nunca en el top manta (73,9%), el 7.8% considera que el precio reducido es lo que les podría animar a hacerlo. Por otra parte, quienes no piensan hacerlo nunca, lo que más les detiene es su ilegalidad (27.3%), su preferencia por comprar en comercios tradicionales (21.9%) y la desconfianza que les produce este tipo productos (18.4%) por ser de menor calidad o imitaciones.

¿Qué consecuencias tiene el top manta en los comerciantes?

EL 54,2% de los comerciantes madrileños reconocen haber reducido sus ventas a causa de la venta ilegal ambulante, por lo que el 60% afirma que afecta en la buena marcha de su negocio. La venta ambulante, y su competencia desleal, es el segundo obstáculo, detrás de la presión fiscal, que más afecta al desarrollo del comercio madrileño.

Para ellos, esta situación no solo no ha mejorado sino que el 64,2% considera que el top manta ha aumentado en los dos últimos años. Por ello, desean que las administraciones tomen medidas, y consideran que la mejor opción sería aumentar el control de los almacenes de productos ilegales, y una mayor intervención en las aduanas para evitar la entrada de estas copias. El aumento de la presión sobre los propios manteros no la ven como una solución a largo plazo, e incluso más del 80% de los comerciantes están a favor de medidas que faciliten la inserción laboral de los vendedores ambulantes.

Como conclusión final a partir de los datos obtenidos por los comerciantes, se puede confirmar que las pérdidas de ventas ascenderían a los 157 millones de euros además de una disminución de 1.406 puestos laborales.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.