Las Ventajas de aplazar los pagos

Ante la inminente crisis que se avecina después de la pandemia que nos ha tocado vivir, es más que evidente que el uso del aplazamiento de pagos a la hora de realizar futuras compras se convertirá en una tendencia al alza en el sector retail.  Hay diferentes formas de hacer uso de un aplazamiento de los pagos. En este artículo explicaremos cuáles son las ventajas de esta modalidad.

El avance de la tecnología nos ha permitido acceder a distintas formas de pago a plazos y sin necesidad de demasiados trámites. La posibilidad de financiar a plazos las compras es algo que las tiendas físicas llevan muchos años ofreciendo. Sin embargo, esta práctica es mucho más reciente en las tiendas online. A la hora de decidir qué tipo de pago queremos realizar, siempre hay que tener en cuenta el tipo de bienes que vamos a adquirir, ya que hay ciertos productos que no se justifica comprar a plazos. Por el contrario, hay otros bienes o servicios que sí sale a cuentas pagarlos en cuotas o plazos y de esta manera no alterar nuestra estabilidad económica y que el bien en sí mismo sea más asumible.

Dentro de las alternativas del pago a plazos se encuentra el préstamo personal, una buena forma de pago si el desembolso a realizar es elevado. Además, muchos de los créditos cuentan con comparadores que permiten saber de forma sencilla cuánto es el importe final que tendrás que devolver. También existe la opción de un adelanto de nómina, un importe que se descontará al recibir la nómina con posibilidad de ampliación en el pago.

Por otro lado, dependiendo del lugar en donde se vaya a realizar la compra, también es posible que cuenten con opciones de financiación a plazos. De esta manera el pago se fraccionará una vez cada X tiempo directamente a tu cuenta bancaria. La ventaja es la posibilidad que da este servicio es poder definir el número de cuotas según las necesidades de cada uno.

El tiempo de pago es, pues, pactado con los establecimientos comerciales y financieros y siempre dejando claro, por las dos partes, las condiciones que se van a llevar a cabo. Así, sobre la cantidad del préstamo se calcula el importe de cada cuota (el dinero que se debe abonar cada mes). Las cuotas variarán en función del número de mensualidades y el día de pago que seleccione el cliente. Por ello siempre es importante que nos informen de las condiciones de dicho servicio para poder valorar si es eso precisamente lo que más se ajusta a nuestras necesidades.

El pago a plazos es una buena alternativa para quienes no cuentan con el suficiente dinero para adquirir un bien o servicio cuya adquisición no se puede aplazar o cuyo importe es muy elevado. También lo es para aquellos que prefieren llegar a fin de mes sin la sensación de hacerlo ‘justos’ de dinero; pagar a plazos liberará un flujo de caja que no generará apuros siempre y cuando se maneje bien el nivel de comisión o deuda a pagar más tarde.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.