Las personas, ganan la batalla a los robots en tienda. El momento, es otro

La tecnología, se impone como necesaria a la hora de construir el nuevo retail. Para la compra y para la venta, la gestión y los empleados. Hay que centrarse en lo importante

(Por Alicia Davara)

Si la pandemia del coronavirus ha acelerado movimientos en retail que apuntaban con fuerza hace una década, también está produciendo un equilibrio en algunas acciones anticipadas en automatización y robotizacíón.

Herramientas y soluciones basadas en tecnología de Inteligencia Artificial, Realidad Virtual, chabots y otras, harán el proceso de vender más ajustado al nuevo consumidor y su necesidad de otras experiencias. Tecnologías que se han vuelto indispensables para las empresas de retail y su necesidad de vender en múltiples canales, como lo son para los empleados, con la premisa previa de la personalización y el conocimiento del cliente.

No todo es urgente

Tiendas-físicas- cerradas o a medio gas, empleados en suspensión temporal de empleo o deambulando por los pasillos en unos casos, o reubicados a centros de preparación y envío de pedidos de comercio electrónico en otros.

Conocer que El Corte Inglés, y otros grandes líderes, por primera vez en su historia, no harán contrataciones para la campaña de Navidad, es un indicio claro de la situación por la que atraviesan las empresas del sector comercio.

La mayoría de los pasos que están dando los líderes, entran dentro de una lógica estrategia rápida “ágil, volátil” -no indica que sea a medio plazo- ante el momento incierto. Cuenta no obstante con el correspondiente altavoz en la escena social.

Walmart, pionera en tecnología

Alejándonos de España, en Estados Unidos, Walmart, que no olvidemos es líder mundial del sector retail y a gran distancia de sus competidores, incluido Amazon, sería hace años la primera compañía del mundo en invertir en tecnología punta. Pionera en la implantación de RFID, o lectura por radiofrecuencia que impuso a sus proveedores sin éxito hace más de 15 años. El tiempo acabaría dandole la razon.  Hoy, la tecnología por Radiofrecuencia se ha hecho necesaria para la gestión y la venta.

Walmart también ha destinado fuertes sumas de dólares en la compra de startups con innovaciones en todas las direcciones. Progresa gracias a ello, en su avance de comercio electrónico, su gran batalla frente a Amazon.

En su último ejercicio, la cadena de supermercados estadounidense conseguía beneficios por valor de 14.881 millones de dólares, un crecimiento del 123,1% en comparación con 2018. Las ventas también crecieron, del orden de un 1,9% gracias, en parte, a su ecommerce, canal que experimentó un incremento del 33%. 

Adiós a los robots móviles

En robótica y automatización, ahora da un paso atrás. Su implantación en 2017 y en 500 tiendas, de robots móviles que pueden escanear productos en los lineales, y evitar las roturas de stock en tienda, se ha visto frenado por la crisis sanitaria.

Los robots móviles, dice Walmart, simplifican el trabajo rutinario en la gestión del punto de venta. En momentos de afluencias masivas, como es el caso de 2017, el año de implantación. Ahora, con la pandemia “hay más trabajadores deambulando por los pasillos o encargados de recoger pedidos online”. Trabajadores que sin duda, pueden realizar esas tareas extras de inventario, manteniendo su posición. A lo que se une el efecto emocional de ver robots en pasillos mientras los empleos en el comercio disminuyen cada día

Perjudicada con la decisión, la start up Bossa Nova, con quién Walmart da por finalizado el contrato de robotización en tienda. “No puedo comentar sobre Walmart, sin embargo, la pandemia nos ha obligado a racionalizar nuestras operaciones y centrarnos en nuestras tecnologías básicas”, manifestaba Sarjoun Skaff, co-fundador de Bossa Nova. “Hemos hecho avances impresionantes en Inteligencia Artificial y robótica, ambas tecnologías, las mejores de la industria, funcionan tanto  en robots como con cámaras fijas, y nuestro hardware, autonomía y operaciones sobresalen en más de 500 tiendas  del mundo”

Walmart asegura haber aprendido mucho sobre cómo la tecnología puede ayudar a hacer los trabajos más fáciles y proporcionar una mejor experiencia al cliente. “Continuaremos probando nuevas tecnologías e invirtiendo en nuestros propios procesos y aplicaciones para comprender y realizar un seguimiento de nuestro inventario y ayudar a mover los productos a nuestros estantes lo más rápido posible”.

Herramientas para la compra y para la venta

La crisis sanitaria ha puesto en alerta las deficiencias de las empresas a la hora de satisfacer a los nuevos clientes. Con reacciones ágiles y veloces, el retail ha dado muestras de un dinamismo nunca antes conocido. Se ha avanzado en seis meses lo que no se había conseguido en seis años.

Ahora, es momento de avanzar en la implantación de otras tecnologías. Aquellas que aporten Valor. Tecnologías para la compra, demanda creciente del “comprador líquido”, en canales, pagos, experiencias de personalización en tienda. Y tecnologías para la venta, desde la tienda y su personal, hasta la trastienda y sus gestores y sus relaciones con los proveedores.

Los empresarios del sector manifiestan en un 50 % sus nuevos planes de invertir en Inteligencia Artificial y Automatización. Conscientes de que falta inversión en herramientas que contenten al consumidor, ayuden al gestor, potencien al personal de tienda y equipos, rentabilicen el negocio en una nueva era.

Hace falta invertir en lo importante, sobra lo superfluo.  Ahora, el momento es otro.