DIA, con mayores ventas y un beneficio en negativo que se contrae

La cadena de supermercados DIA ha dibujado un nuevo escenario. En los nueve meses que lleva de ejercicio, la compañía ha mostrado ventas en positivo y un beneficio, que aunque negativo, se dirige a cifras en verde. Con un 2,2%

DIA, con mayores ventas y un beneficio en negativo que se contrae
DIA, con mayores ventas y un beneficio en negativo que se contrae

La cadena de supermercados DIA ha dibujado un nuevo escenario. En los nueve meses que lleva de ejercicio, la compañía ha mostrado ventas en positivo y un beneficio, que aunque negativo, se dirige a cifras en verde. Con un 2,2% más de facturación, el acumulado de la cadena se sitúa en los 5.194,5 millones de euros. Mientras que el beneficio neto ha pasado de los 504,3 millones en negativo, a los -245,9 millones. 

Según ha informado Stephan DuCharme, presidente ejecutivo de DIA, el tercer trimestre de la compañía ha sido bueno, en términos de ventas. Los ingresos netos han escalado hasta los 1.679 millones (+2,5%), un crecimiento del 6,3% en ventas comparables, gracias al incremento del tamaño medio de la cesta en un 25,3%, que ha compensado el descenso del 15,1% en el número de tickets. 

Una mayor facturación ha traído consigo un mayor beneficio bruto: 366 millones, frente a los 344 registrados en el tercer trimestre de 2019. Aunque, la cuantía neta se ha situado en los 58 millones en negativo. 

De acuerdo con DuCharme, el crecimiento en ventas responde a una mejora en la percepción y experiencia de cliente en los establecimientos, al contar con más productos frescos, una mejor gestión en tienda, y una gama de productos de marca propia más atractiva. 

“Además de una propuesta de valor comercial en continua evolución, el trimestre ha representado un punto de inflexión positivo en la relación de DIA con sus franquiciados en España y Portugal, basado en el despliegue de un nuevo modelo que permite una mayor alineación, estabiliza la salida de franquiciados e introduce una cultura mejorada de compromiso con nuestros socios clave”, ha añadido. 

Resultados positivos en sus primeros 9 meses

La evolución positiva de las ventas también se ha dejado notar en el acumulado del año. En los nueve meses de su ejercicio, la facturación de la cadena ha aumentado un 2,2% hasta los 5.194,5 millones de euros. En términos comparables, este incremento se posiciona en el 7,9%. Un rendimiento positivo que ha impactado en el beneficio bruto, un 10,9% más que lo registrado en 2019. 

Aún así, el resultado neto todavía se muestra en negativo: -245,9 millones de euros, una mejora del 51,3% respecto a 2019. Desciende también su volumen de deuda, equivalente a 1.250,1 millones de euros, 72,1 millones menos que un año antes. 

En este tiempo, la compañía ha informado a sus inversores de los avances de su plan de transformación. Para finales de año, en España, prevé optimizar la oferta de frescos en 1.200 tiendas más, y ampliar los servicios de venta online y el envío express en los cuatro países en los que está presente. En España, este último servicio abarca el 90% de los hogares de las ciudades con más de 50.000 habitantes. 

De igual modo, se ha implantado el nuevo modelo de franquicia en más de 700 localizaciones en España, y en 150 en Portugal. 

Más noticias de Empresas: