Covirán comienza el año eliminando las bolsas de plástico

Entre las alternativas al plástico, se encuentran las bolsas de rafia de su colección 'El arte de comprar' así como las de rafia roja y la de papel bioreutilizable.

Covirán aplica desde el 1 de enero la nueva normativa para reducir el consumo de bolsas de plástico en los supermercados, ofreciendo un modelo de negocio más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. 

La presidenta de la Cooperativa, Patro Contreras, se ha referido al grado de sensibilización cada vez mayor de Socios y los propios consumidores que optan por un modelo alternativo a la bolsa de plástico. “Trabajamos para que nuestros productos y puntos de venta sean cada vez más sostenibles y podamos reducir nuestra huella ambiental. Hemos dado pasos importantes con la ayuda de socios y consumidores, conscientes del grave problema que entraña el uso de envases que no son biodegradables”, ha precisado.

Según el Real Decreto 293/2018, a partir del 1 de enero “se prohíbe la entrega de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable. Los comerciantes podrán también optar por otros formatos de envase para substituir a las bolsas de plástico”.

Las alternativas de Covirán al plástico

Covirán viene ofreciendo desde hace años alternativas que han tenido gran aceptación por parte de los clientes. Una de ellas son las bolsas de rafia conmemorativas de ciudades de su exclusiva colección ‘El arte de comprar’. También están a disposición de los clientes la bolsa de rafia roja y la de papel bioreutilizable.

La Cooperativa también lanzó recientemente bolsas de malla reutilizables para frutas y verduras y puso en marcha la campaña ‘Tráete tus bolsas de casa y dales una nueva vida’, un proyecto colaborativo con los clientes que se inició en el supermercado La Ilusión de Granada para alargar el uso de las bolsas de plástico.

En las plataformas logísticas también se ha aplicado con éxito la política de reducir el plástico. Solo en film, un material imprescindible para sellar los alimentos que se transportan en palets, se utilizaron en el último ejercicio en torno a 5 toneladas menos que en el año anterior (-4,34%), un dato que se traduce en ahorro económico para los centros de trabajo de Covirán.