Cierre de persianas. Nuevas restricciones al comercio catalán

La patronal PimeComerç calcula que el 12% de los negocios en la comunidad ya ha cerrado de forma definitiva.

Nuevas restricciones al comercio catalán, como consecuencia del aumento de contagios de COVID-19 durante las fiestas navideñas. La Generalitat de Catalunya ha anunciado nuevas medidas, desde el 7 de enero y durante 10 días, para reducir la interacción social y reducir la curva de afectados en la comunidad.

En concreto, el paquete de restricciones establece un cierre perimetral municipal de lunes a domingo; sólo se podrá hacer deporte al aire libre y las actividades de ocio y extraescolares quedan suspendidas.

En lo relativo al comercio, estos tendrán que permanecer cerrados, a excepción de los que ofrecen servicios y productos considerados “esenciales”, además los centros comerciales tendrán que tener la persiana cerrada y sólo podrán abrir las tiendas de menos de 400 metros cuadrados. 

“Falta de apoyo del Gobierno”

Nuevo golpe para el comercio de la comunidad, ya que la entrada en vigor coincide con el arranque de las rebajas en todo el territorio nacional. La situación ha provocado un gran malestar en el sector, que lamenta la “falta de apoyo” del Gobierno, que provocó una propuesta por parte de las asociaciones de restauración y del comercio ante el Palau de la Generalitat en la que “reclamaron compensaciones por los cierres y limitaciones”.

La patronal PimeComerç calcula que el 12% de los negocios en la comunidad ya ha cerrado de forma definitiva, una cifra que temen que aumente en los próximos meses, añadiendo que las ayudas compensatorias de 2.500 euros “son insuficientes, con eso es imposible salvar nada” y reclamando diálogo, que aseguran que es “nulo”, según una publicación de La Vanguardia.

CEC: las rebajas de enero, las peores de la historia

Las tiendas de centros comerciales y las grandes cadenas, con locales grandes, viven de nuevo una situación similar al confinamiento de marzo, ya que sólo pueden vender online. Desde la Confederación Española del Comercio (CEC) advierten al diario catalán que la campaña de rebaja de enero será la peor de la historia, superando la de 2013, cuando las ventas cayeron un 25%. El sector textil y complementos son las más perjudicados. Acotex prevé caídas de entre el 35% y 40%, respecto al mismo periodo de 2020.

Foto: EFE – Enric Fontcuberta.