BiofreshTech, elegida por el Banco Mundial para climatización

La tecnología de la empresa española logra la climatización de un ambiente de manera autónoma, sin conexión eléctrica durante más de cinco días.

La empresa española BiofreshTech ha sido seleccionada por el Banco Mundial para llevar a cabo sus iniciativas de climatización sostenible en México y Colombia, a través del programa ‘TechEmerge Cooling LAC’, liderado por su filial International Finance Corporation.

El proyecto ‘TechEmerge Sustainable Cooling – Latin American Cities’, que se puede consultar en la web (www.techemerge.org), tiene la misión de proveer de tecnologías eficientes a México y Colombia en materia de climatización y cadena de frío. En él, se incorporan a firmas innovadoras de todo el mundo, seleccionados por los técnicos evaluadores del International Finance Corporation y los fabricantes e instituciones de estos dos países para llevar las tecnologías eficientes a esos mercados y reducir las emisiones y la huella de carbono, especialmente en las ciudades más pobladas.

El Banco Mundial explica que para escoger a la empresa desarrolladora del Programa de Climatización Sostenible ‘TechEmerge’ ha analizado 112 solicitudes de compañías tecnológicas de 20 países.

Dos patentes 

Luis Frías, CEO de Asmen; Rafael Matamoros, CEO y cofundador de BiofreshTech; y Javier Guillén, responsable del desarrollo de BiofreshTech.

La compañía tecnológica, con sedes en Barcelona y Valencia, ya ha registrado dos patentes en la Oficina Europea de Patentes (OEP) en materia de climatización autónoma con control estricto de temperatura.  Estas permiten la climatización de un ambiente (nevera, cámara frigorífica, vehículo de transporte y distribución o edificio) de manera autónoma, sin conexión eléctrica durante más de cinco días.

En 2018, BiofreshTech finalizó un periodo de desarrollo, que le permitió la grabación de las dos patentes internacionales. El CTO y cofundador de la compañía, Javier Guillén, comenta que esta tecnología “cambia el paradigma del mantenimiento térmico y facilita rangos de temperatura y autonomía sin conexión eléctrica de entre -20 y 55 grados”.

Por su parte, el CEO y cofundador de la empresa, Rafael Matamoros, resalta que la tecnología patentada “ofrece un triple valor: ahorro económico, eficiencia medioambiental y un alto nivel de estabilidad térmica que garantiza la cadena del frío”.

Soluciones portátiles

Además, las patentes ofrecen soluciones portátiles en el sector alimentario, en los segmentos del home delivery (entrega a domicilio de alimentos congelados y refrigerados), distribución de alimentos a tiendas y en el sector Médico/Farmacéutico, con el transporte de medicamentos, vacunas u órganos.

En cuanto a las soluciones estáticas, BiofreshTech ha adaptado su tecnología en muebles frigoríficos para supermercados y el sector Horeca, con altos niveles de eficiencia energética, y se encuentra actualmente desarrollando soluciones para cámaras frigoríficas y en el sector de la edificación. Además, también se puede adaptar la tecnología a los ámbitos como el sector Aéreo, Agrícola y Aeroportuario.

El modelo de negocio se basa en la complementación de dos innovaciones; la acumulación frigorífica por parte de un producto químico patentado, que es inocuo para la salud y no contaminante, y un eficaz sistema de transferencia de calor.