El retail está revuelto. Los negocios clásicos recuperan fuelle, los negocios online crecen más, mientras se habla del renovado protagonismo de la tienda física.

AMAZON GO

(Por Alicia Davara)

foto-1alicia-davara-1okSumando datos. Amazon, el mayor exponente del pure player, confirma su apuesta por el canal a pie de calle, más allá de sus testimoniales espacios para librerías. Supermercados de conveniencia y según los últimos ecos, de gran superficie, digitalizados y robotizados y mínimo coste, ecuación igual a máximo margen. Un punto más de conexión con su millonaria clientela.

Amazon se lanza a conquistar la calle, WalMart cierra tiendas, como cierra tiendas Macy’s, Whole Foods, Sears ó Kmart. Tiendas en los dos primeros ejemplos no estratégicas que serán sustituidas por otros conceptos, más cercanos a la nueva demanda. O en otros canales. Sirva aquí el ejemplo de El Corte Inglés que planea convertir en outlets sus centros menos rentables. Ejemplos todos que sirven de reflexión del cambio que se está produciendo en los modelos de negocio en retail.

Más allá, los retailers en formatos tradicionales suman a la infidelidad de los consumidores, la infidelidad de las marcas. Cuando no la competencia- el conflicto- en el canal, con buen número de ellas en actividad también en online. Tema sobre la mesa de debate en el último evento del CES en Las Vegas el pasado mes de enero. ¿Importa a las marcas si los brick and mortar sobreviven a la era Amazon?

No hay lugar aquí hoy para este debate, necesitado de otra reflexión más profunda y en otro momento. Si para recoger el mensaje. Para las marcas, lo importante es que el cliente compre, con independencia del canal en que lo haga. Para el nuevo cliente,  omnicanal, multipantalla, mutitarea, la cuestión es la misma ¿importa el canal o la conexión?

La gestión integrada, In Store, online, mobile, abre una nueva era, con nuevas posiciones, en la ecuación entre marcas-retailers-consumidores- clientes. No importan las tiendas- off line, on line-,  importa la relación. Y esta se produce llevando al extremo la vieja máxima del marketing importada de Estados Unidos. Location, location, location. Con la tecnología adecuada,  para el momento adecuado. Dónde quiera que el cliente esté, dónde el cliente quiera que estemos.

adavara@daretail.com

LOS DATOS

CONSUMIDORES FRUSTRADOS. Así se sienten los compradores españoles como resultado de su experiencia dentro de las tiendas. El 70% señala las dificultades para comparar los productos, las largas colas para pagar (64%), la irrelevancia de las promociones dentro de la tienda (63%) y las dificultades para encontrar el producto deseado (60%).

Y ÁVIDOS DE NUEVAS EXPERIENCIAS. El 68% se muestra más partidario de comprar online que físicamente, un 63% está abierto a comprar online directamente a los fabricantes o productores y un 67% a canalizar sus compras a través de jugadores tecnológicos como Google, Apple o Facebook.

LA VISIÓN DE LOS RETAILERS. El 60% de los directivos del sector retail en España afirma que las iniciativas de digitalización en sus tiendas son lentas, una opinión que supera a la media mundial cifrada en el 54%. Este dato llama la atención cuando el 84% de los directivos españoles considera la digitalización del establecimiento un tema prioritario.

LA CONTRADICCIÓN. España es el mercado donde los retailers realizan más acciones digitales en el establecimiento, mientras que los países donde menos se usan son Alemania, Holanda y Suecia , apuntado por casi el 50% de los directivos