Hace unos días,  la noticia de la introducción de bolsas de papel en algunas cadenas de supermercados, sustituyendo el plástico, levantaba expectación en el sector.  La distribución alimentaria se suma así a una tendencia iniciada antes por el comercio de moda, electrónica, panaderías o empresas de entrega de comida a domicilio. Hasta el punto de que siete de cada diez establecimientos de textil y accesorios ya las utilizan.

bolsas de papel

La bolsa de papel crece el 15% en 2017 y está presente en  todo tipo de comercios. En el caso de la distribución alimentaria, ha habido que esperar a este año 2018 para que su implantación comience a ser realidad, aunque de forma tímida. Entre los supermercados, solo Lidl ofrece bolsas de papel de forma general  en todas sus tiendas.

Desde marzo, Lidl cuenta en todas sus tiendas con bolsas de papel ‘Bio Organic’, a un precio de 0,15 €.

Por su parte, Mercadona, como proyecto piloto desde el pasado 7 de mayo y hasta el 30 de junio, pone a la venta bolsas de papel en once de sus supermercados, a un precio de 0,10 € las pequeñas y de 0,15 € las grandes.

Carrefour, en sus supermercados de productos ecológicos Carrefour Bio, utiliza bolsas de papel tipo sobre sin asas en la sección de frutería  y en línea de cajas el cliente puede adquirir bolsas de papel con asas.

 DIA está utilizando bolsas de papel en la entrega a domicilio de su venta online, con bolsas de gran capacidad y una resistencia superior a los 15 kilos.

delivery man with coffee and food ringing doorbell

Dos de cada tres consumidores recomendarían que los comercios entregaran bolsas de papel, según una  encuesta de LinQ para labolsadepapel (*). El 63% de los consumidores consideran que la bolsa de papel da a los comercios una imagen significativamente mejor y la  puntúan con un 7,8 sobre diez. Los comerciantes se pasan a la bolsa de papel conscientes de sus ventajas medioambientales y de las preferencias de los consumidores.

Según la encuesta de LinQ, las características de la bolsa ideal para el consumidor son que sea fuerte y resistente, reutilizable, reciclable, adecuada a lo que se compra, sostenible, biodegradable y renovable. Y en base a este retrato robot de la superbolsa, el 69% de los consumidores se fía de la bolsa de papel para sus compras en el supermercado.

 El 88% de los consumidores quiere poder elegir en el supermercado entre bolsa de papel y bolsa de plástico. Y no se trata solo de poder elegir, sino de una clara opción a favor de la bolsa de papel. Al mismo precio, el 70% de los consumidores elegiría en el supermercado bolsas de papel para sus compras. E incluso dos de cada diez afirman que estarían dispuestos a pagar más por la bolsa de papel.

La bolsa de papel, es preferida por su  bajo coste medioambiental. Para nueve de cada diez consumidores, las cuatro características que mejor definen la bolsa de papel son que cuida el medio ambiente y es biodegradable, ecológica y renovable.

Precisamente el carácter biodegradable de la bolsa de papel es el elemento diferencial definitivo, que las convierte en la mejor alternativa al plástico. De hecho, si una bolsa de papel no llegase a entrar en el circuito del reciclado, se biodegradaría en un periodo  de entre dos y cinco meses. Y a ello hay que añadir que en España se reciclan siete de cada diez de las bolsas de papel que utilizamos.

Estudios realizados por el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) concluyen la alta resistencia y el carácter reutilizable de la bolsa de papel.  Tras desarrollar un protocolo de ensayo de reutilización de las bolsas de papel y aplicarlo a distintos tipos de bolsas, un estudio de ITENE concluye empíricamente que soportan varios usos y se pueden reutilizar para nuevas compras.

Otro estudio de este mismo Instituto, que incluye pruebas de fatiga y perforación y pruebas en húmedo (con frutas, refrigerados…), muestra un excelente comportamiento de las bolsas de papel para los distintos usos en cuanto a resistencia:

  • Para supermercados (productos de alimentación), la bolsa de papel de formato pequeño con asas (similar a la bolsa de plástico tipo camiseta) aguanta hasta más de 12 kilos.
  • Para grandes almacenes y tiendas especializadas (producto textil y bazar), la bolsa de papel mediana con asa puede cargar hasta más de 14 kilos.
  • Para fruta y compra a granel; la bolsa tipo sobre sin asa puede con 5 kilos o más si es de formato mediano o 2 kilos o más si es de formato pequeño.

 (*)  labolsadepapel es una campaña de promoción del consumo sostenible, en la que se han unido fabricantes de papel para bolsas y fabricantes de bolsas de papel de España y Portugal.

Spread the love
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares