Supermercados. ¿Inflexión, nuevas guías o reinvención?

El vuelco en el retail alimentario llega en 2013 a su punto de inflexión. Los supermercados continúan en el primer lugar de compra de elección de compra por los consumidores, compartiendo espacio urbano con otros conceptos de pequeños establecimientos de conveniencia, horarios de siete días sobre 365 al año, regentados por ciudadanos extranjeros.

 

AJUSTES Y MÁS
La recuperación económica comenzaba a mostrar los primeros síntomas a finales de 2013. Para el sector alimentario, encabezado por los supermercados, los últimos cuatro años han sido los de los ajustes, en márgenes, salarios, empleos, costes de todo tipo.

A las primeras reestructuraciones siguieron las continuas guerras de precios, sin mediciones ROI y las siguientes con estrategias más definidas, compradores incluidos, que llevaron a todos los operadores, sin distinción de su filosofía original a buscar la débil demanda en el único asalto posible. El precio lo más bajo también posible
En 2013, a punto de reiniciarse, al menos en la mente de todos, empresas y consumidores, un remonte económico, el giro en las políticas comerciales inclinó la balanza hacia un nuevo terrero. Aquel que había sido hasta ayer ocupado por las tiendas tradicionales y de barrio, en su mayoría golpeadas en gran medida en la etapa de fuerte recesión.

Productos frescos y locales, en formatos de conveniencia y de barrio, son la nueva guía de las cadenas de cualquier tamaño. Y si es en franquicia, como forma de compartir costes y riesgos y multiplicar la marca con la mínima inversión, mejor. Al tiempo de multiplicar imagen de enseña, se dan oportunidades a una nueva clase social, los emprendedores, en la figura de muchos trabajadores jóvenes golpeados por el desempleo y dispuestos a arriesgar.

Franquicia en DIA, la cadena pionera del descuento que también los sería en esta fórmula asociativa- acaba de celebrar sus primeros 25 años-, como franquicia y express, segúndo término más valorado, en Carrefour o Supercor entre otros en España, al igual que Tesco, Wal Mart o Disco en otros países de Europa y América.

TAMAÑOS EXTREMOS
Todo ello ha llevado al formato supermercado a una configuración muy diferente de la que heredara de sus creadores. En tamaño, las nuevas tiendas se mueven en los extremos. Mayores de 1.000 metros cuadrados en los antaño clásicos supermercados de Mercadona, más cercanos hoy a los establecimientos de descuento en cuanto a su política comercial.

Grandes también las últimas realizaciones de algunos líderes locales, Gadisa en Galicia, Dinosol en Canarias o Ahorramás en Madrid,. Como grandes también los discounters puros, como es el caso de Lidl, de los maxi formatos de DIA o de algunas tiendas de Aldi. En el otro extremo de estas grandes superficies, los pequeños autoservicios, mayoría en régimen de franquicia. Con aperturas de manos de casi todos los retailers, desde Carrefour a Consum, Covalco,
De los supermercados mayores a 1.000 metros cuadrados, con surtidos amplios y modelo Mercadona, en el caso de los clásicos, o formato Lidl para los de descuento, a los pequeños autoservicios de proximidad y conveniencia, con el rótulo Express, encabezado por Carrefour. Buena parte de ellos en régimen franquiciado, tendencia que se impone como mejor forma de expansión para empresas de origen no supermercadista puro.

PEQUEÑOS Y DE CONVENIENCIA
Esto en lo referido a los tamaños en sala de ventas. Traducido en número de establecimientos, el censo ha crecido de forma exponencial, gracias a las aperturas antes mencionadas, pequeños autoservicios de entre 120-150 m2. Puntos de venta de nueva creación en formato supermercado clásico (más de 400 m2) o supermercado grande (más de 1.000 m2) fueron homogéneos en número con los del año anterior.

Aperturas protagonizadas por Mercadona en primer lugar, con cifra muy similar a la de su ejercicio anterior, medio centenar de nuevas tiendas. Activo en puesta en marcha de unidades nuevas de gran tamaño sería Lidl, cumpliendo su ya anunciado plan de expansión para el trienio 2012-2015.

Actividad importante en algunos grupos locales de mediano tamaño que han cogido fuerza hasta el punto de situarse entre los 10 primeros retailers sucursalistas. Caso de la cooperativa valenciana Consum, en el puesto número seis del Ranking o de la empresa madrileña Ahorramás que adelanta a la catalana en el origen Caprabo, propiedad del Grupo Eroski. Junto a la gallega Gadisa o la muy activa en expansión con modelo propio, la también cooperativa granadina, que continua la puesta en marcha de unidades según su renovado formato y su crecimiento en el mercado portugués.

OCHO MILLONES DE M2
El vuelco en el modelo de supermercado surgido en paralelo a la situación económica, con pequeños autoservicios en régimen de franquicia y unidades de venta de gran tamaño en su punto de inflexión, da como resultado un parque comercial diferente.

Veamos las cifras. Según la Guía de Supermercados DA-Retail 2014, una investigación propia que realiza Distribución ACTUALIDAD desde hace tres décadas, el número de supermercados mayores de 400 metros cuadrados realizando actividad en España en enero de 2014, se situaba en 9.153 reuniendo de forma conjunta más de 8,2 millones de metros cuadrados de superficie de venta.

Homogénas cifras medias se suceden en los últimos años respecto a la proporción de tiendas con superficies mayores de 1.000 metros cuadrados que representan uno de cada cuatro supermercados en actividad. Como homogéneo es el peso mayor en el total de tiendas y control de superficie comercial de Comunidades como apenas modifica el avandce iniciado hace una década, acelerado Madrid, Andalucía, Cataluña y Valencia, que reúnen dos de cada tres supermercados y más de la mitad de la superficie de venta. En el caso de las dos primeras, juntas controla más de un tercio del total de tiendas y de la superficie de venta.

Analizada la presencia de la fórmula por provincias, se repite de nuevo el protagonismo de Barcelona, Madrid y Valencia, con un 25 % del total de supermercados en su territorio.

Junto a las provincias de Alicante, Sevilla y Málaga, reúnen la mitad de los establecimientos. Provincias de pequeño tamaño, como son Cuenca, Segovia, Teruel y Soria, las que participan en menor medida en número y en sala de ventas, ven un resurgir de enseñas con pequeñas tiendas de conveniencia con grandes empresas detrás.

adavara@daretail.com