Aumentan las denuncias a “repartidores pirata” de última milla

En 2019, la Unidad de Transporte del Sector de Tráfico presentó 150.538 denuncias, de las que más de la mitad corresponden a infracciones relacionadas con la documentación.

Al tiempo que crece la venta de artículos por internet con entrega física, se incrementa el número de repartidores que ejercen sin la documentación debida para ello. Según datos de la Unidad de Transportes del Sector de Tráfico, dependiente del Ministerio del Interior, estos repartidores piratas son parte responsable del incremento de denuncias presentadas en el sector del Transporte (mercancias y viajeros) en 2019. 

Ese año, Tráfico interpuso 150.538 multas, un 3,1% más que en 2018. Parte responsable de este incremento se encuentra en el aumento de conductores no profesionales que ejercen de repartidores, entregando pedidos con pequeñas furgonetas. 

Según recoge el Faro de Vigo, más de la mitad de las sanciones en el sector corresponden a infracciones relacionadas con la autorización de transporte o la documentación necesaria para ejercer como transportista profesional. El resto son por exceso de carga, sobrepasar las horas de conducción, manipulación del tacógrafo, falta de seguro, carencia de la ITV o deficiencias del vehículo. 

A pesar de que la mayoría de repartidores ilegales corresponden a entregas de pequeñas mercancías, se dan casos también en camiones y autobuses. Según recoge el diario gallego, en noviembre del pasado año, la Guardia Civil detectó una compañía que operaba desde A Coruña con ocho autobuses pirata, que realizaban trayectos internacionales de viajeros sin la licencia necesaria. 

Cuando estos repartidores son descubiertos por las autoridades, admiten que reconocen que deben contar con documentación para realizar tales labores, pero alegan falta de tiempo porque “apenas pueden parar a hacer trámite alguno”.