macys zapatos

(Por Alicia Davara)

Macy’s de nuevo sorprende. Innovando y probando. Su sección de zapatería de tres tiendas de Chicago, que proyecta ampliar a otros puntos de venta, ha introducido un modelo de venta en autoservicio, dando libertad a los clientes de evitar la ayuda del personal de tienda.

Pegado al terreno y probando. Dos de las nuevas revoluciones en su estrategia actual. De un lado, mayor velocidad en su política de comercial y de marketing. Probar, corregir, volver a probar. De otro, escuchar qué quiere el cliente de hoy, qué quieren los millenials, cada vez más alejados de los grandes almacenes. Los mismos que confiesan que es aburrido ir de tiendas.

Uno de los motivos del “aburrimiento” va en contra de una máxima clásica en el propio concepto no solo del formato gran almacén, también del comercio tradicional. El servicio.  Un enfoque que según los primeros resultados, comparados con los del resto de tiendas de la cadena con venta asistida tradicional ha funcionado. Las ventas aumentaron a un ritmo “muy por encima en las secciones en autoservicio”, según la directora financiera de la cadena, Karen Hoguet.

La nueva sección cambia de forma drástica no solo la presentación del producto. También su organización. De ser presentados por marcas, los zapatos en autoservicio se apilan en la sección ordenados por categorías, siguiendo los datos aportados por una investigación personalizada a clientes que en buena parte mostraron su deseo de que la mercancía se mostrara por estilos o momentos de uso.

El nuevo modelo no evita empleados, que tendrán no obstante más tiempo para poder atender una doble demanda. Para los clientes más tradicionales, los que gustan de la venta asistida, la cadena ofrece la dualidad en la venta al tiempo que ha introducido dispositivos para que los vendedores, proporcionen la ayuda adecuada.

En paralelo, la compañía centenaria de grandes almacenes continúa con la introducción de  tiendas outlet dentro de sus espacios en Detroit. “Macy’s Backstage” son verdaderas tiendas outlet con productos de todas sus secciones, desde alimentación gourmet hasta juguetes.

SABER MÁS

El poder de los grandes almacenes en el sector moda-textil no ha dejado de descender en participación en el total detallista. La cuota de mercado total de las tiendas por departamentos casi se ha dividido en dos desde la década de los noventa del pasado siglo. Vean las cifras para el caso de Estados Unidos.

Textil moda grandes almacenes.cuota