supermercadOS

Tecnología y nuevos competidores, impulsados por el auge del comercio electrónico, están generando una dura competición en el sector de los supermercados. Hasta el punto de que la amenaza de futuro, incluso para muchas compañías fuertemente consolidadas, es grande.

Así lo valoran desde Prodware, multinacional experta en consultoría e implantación de soluciones empresariales, quién sugiere innovar en los procesos y lograr un equilibrio en la venta y la atención al cliente a través de los distintos canales, para hacer frente a los competidores y a los cambios actuales.

Innovación y cambios, y con ellos, las mejoras competitivas, que se obtienen gracias a la tecnología. Los sistemas más evolucionados de gestión logística y de clientes permiten adquirir una mayor transparencia del inventario (stock, caducidad, demanda, etc.), un profundo conocimiento del cliente (horarios de compra, preferencias de pago y envío de productos, promociones y descuentos, etc.) y una mayor agilidad en los procesos.

Prodware, considera que se debe apostar por tecnología que aporte un retorno de inversión lo más rápido posible. Los sistemas cloud y las herramientas escalables ponen la tecnología al alcance de las empresas de alimentación y distribución para ayudarles a adaptarse al mercado, a ser más competitivos y a crecer.  Y resume en 4 los pasos a seguir.

1. Engagement y fidelización con el cliente. La inversión en tecnología y software debe servir para lograr una vinculación más fuerte entre los clientes y las marcas. Es decir, ofrecer un valor añadido al cliente para que nos elija frente a la competencia. Es importante ser conscientes de que la experiencia de compra debe permanecer consistente en cualquiera de los canales de venta, desde el establecimiento hasta la tienda online. De ahí la importancia de saber trasmitir la misma experiencia en todos ellos.
2. Digitalización interna. Ganar eficiencia y optimizar los recursos a nivel interno son dos de los grandes poderes de la digitalización interna. Mejorar la trazabilidad de productos para detectar aquellos a punto de caducar, agilizar los procesos de cobro gracias a TPV móviles, mejorar el acceso a información relevante de la tienda para empleados o clientes o evitar la pérdida desconocida y mejorar la seguridad del establecimiento es ahora posible gracias a la tecnología.

3. Operaciones y logística. Aprovechar mejor los recursos disponibles y mejorar la eficiencia son también los objetivos de la innovación en la gestión logística. El internet de las cosas, el análisis predictivo, los sistemas cloud o la inteligencia de negocio facilitan el desarrollo de esta área a través de cambios específicos como el reaprovisionamiento automático de stock.

4. Diseño de nuevos productos o modelos de negocio. En todas las empresas, incluso en las consolidadas, existe un peligro de inacción que, con el ritmo actual de innovación, supone una verdadera amenaza para su continuidad. Para evitarlo, deben establecer formas de trabajo más dinámicas y flexibles, así como disponer de información completa y actualizada para tomar decisiones más rápido que permitan adaptarse a los ritmos del mercado.

Asimismo, Prodware recomienda realizar inversiones en sistemas adaptados a las necesidades de la empresa y que ofrezcan un ROI rápido. Esto se puede lograr a través de herramientas de gestión de la cadena de suministro, que mejoran los procesos logísticos, así como herramientas omnicanal que favorezcan la vinculación emocional del cliente con la marca. No debe ser caro, hay que ser ágil y modernizarse.