(Por Simone Staccioli )

simone-kanlli

Las webs de e-commerce se rigen por el mismo principio en lo que a SEO se refiere, sin embargo tienen una particularidad respecto a otro tipo de webs.

Muchas de sus páginas se crean con productos o promociones de muy alta temporalidad, por ejemplo las específicas del (Día de la Madre, Día del Padre, Black Friday…) lo cual hace que queden obsoletas en poco tiempo.

Además, cuentan con el agravante del “fuera de stock”, que también genera un gran número de páginas de nulo valor para el usuario, pero que podrían estar bien posicionadas en los buscadores. Estas páginas conllevan grandes fluctuaciones de tráfico, pues las visitas suelen estar concentradas en un período concreto de tiempo para, después, reducirse hasta desaparecer.

Llevar a cabo una buena gestión de estas páginas es una labor primordial de cara al posicionamiento de una web de e-commerce. Sobre todo, debemos tener en cuenta al usuario, quien tendrá una mala experiencia de navegación al toparse con páginas de productos o servicios fuera de temporada o fuera de stock, con efectos muy negativos para el SEO de la web. Así, nos interesa, y mucho, mantener el posicionamiento que dichas páginas hayan logrado. Por ello, tanto desde el punto de vista de posicionamiento como de usabilidad, eliminarlas sin más no es el mejor de los caminos.

Una URL con cierta antigüedad puede tener mucha autoridad para Google, máxime si pertenece a una página que ha recibido un importante pico de visitas en el pasado. Por ello, gestionar estratégicamente las páginas sujetas a temporalidad es clave en SEO en e-commerce, ya que nos ayudará a conservar su valor año tras año -o período tras período-, sin interferir en la buena experiencia de navegación de los clientes.

Para una buena estrategia SEO en e-commerce lo primero que debemos trabajar es el tratamiento que le damos a las URL de las páginas caducadas. En estos casos, es importante que mantengamos esa misma URL, actualizando el contenido de la página, pero sin eliminarla para crear una nueva. Crear nuevas páginas y categorías cada año para un mismo producto no favorecerá su posicionamiento, ya que no cuentan con la ventaja de “el largo plazo” en cuanto a indexación por parte de Google u otros buscadores.

Por ejemplo, si tenemos un eCommerce de artículos de fiesta y disfraces, y creamos una página para Halloween, en lugar de eliminarla una vez acabada la temporada es mejor conservar la URL para años venideros, de modo que nuestra página vaya ganando autoridad año tras año, que también se irá incrementando en función de los enlaces que vaya teniendo.

Si no queremos que sea visible mientras no proceda, quitaremos el enlace directo de nuestra homepage u otros sitios web y pediremos a los técnicos responsables de nuestra web que hagan que la URL responda a un código 200 durante el resto del año hasta que las volvamos a necesitar. Una vez que una nueva temporada lo requiera, actualizaremos el contenido de este tipo de páginas, adecuándonos al momento concreto.

Esto lo haremos en el título y subtítulos, en el Meta Title y en el propio contenido, actualizando, por ejemplo, la introducción.  Eso sí, deberemos mantener intacta la URL. Incluir en los metas y en el título nuevos datos relativos a novedades del producto, la oferta, o el año en curso, son buenas formas de actualizar y de optimizar los contenidos de las páginas que queramos reactivar.

En el SEO en eCommerce es importante tener en cuenta el factor tiempo: realizar los cambios con varios meses de antelación para estar mejor posicionados que nuestra competencia una vez se produzcan los picos de búsqueda, optimizándolas como hemos mencionado con anterioridad y mejorando el entramado interno de enlaces. Sólo así mantendremos el posicionamiento año tras año y lograremos estar mejor que la competencia una vez se produzcan los picos de tráfico de la alta estacionalidad.

En cuanto a las páginas de productos que se encuentran fuera de stock, si se trata de un fuera de stock temporal, la mejor práctica sería conservar la página, pero especificando claramente en ella que el producto está fuera de stock, con enlaces a productos similares dentro de nuestro eCommerce. Si sabemos una fecha aproximada en la que estará disponible, conviene indicarlo. Vemos que muchas páginas tienen, incluso, una casilla para dejar nuestro e-mail con el objeto de avisarte cuando el producto vuelva a estar disponible.

Por el contrario, si se trata de productos fuera de stock de manera indefinida, lo mejor es hacer una redirección hacia una página de un producto muy parecido. Así la autoridad de la página obsoleta es recogida por la página destino de la redirección. Si no podemos redirigir a una página casi idéntica, por no existir, la recomendación es servir un tipo de código “cuatrocientos”, pues, a pesar de la resistencia de muchos a utilizarlos, en estos casos su uso está recomendado por el propio Google de cara a una óptima experiencia de usuario, por lo que usarlos es habitual en las estrategias de SEO en e-commerce.

Como se puede apreciar, el SEO en eCommerce ha de pasar por una adecuada gestión del fuera de stock y la temporalidad, teniendo muy presente la importancia que tienen las redirecciones. En Kanlli, nuestra experiencia con clientes como Neck & Neck o Centauro Rent a Car,  nos permite afirmar que llevar a cabo una estrategia de posicionamiento en buscadores para e-commerce conlleva una serie de particularidades que deben ser tratadas con el máximo rigor para evitar descender en el ranking de búsquedas.

Simone Staccioli  es SEO Manager en Kanlli