El grupo de seguridad Prosegur ha desarrollado, junto a DIA, un proyecto de automatización de la gestión del efectivo en los supermercados de la cadena de distribución.

Según informan ambas empresas en un comunicado, la solución Prosegur Cash, que está ya en fase de implantación, consiste en la instalación de cajas fuertes inteligentes en las oficinas de los supermercados.

Una vez instaladas estas máquinas de automatización, el personal del establecimiento se responsabiliza de ingresar la recaudación diaria en la máquina y Prosegur realiza el resto de las tareas.

Las propias máquinas validan los billetes -y rechaza los que no son válido-, cuentan la recaudación diaria y registra cada operación efectuada por los empleados.

La primera fase del proyecto ha consistido en una tarea de consultoría específica para cada centro, ya que el tipo de máquina a instalar depende del volumen de negocio del supermercado.

En la segunda etapa, Prosegur ha planificado las recogidas del efectivo de acuerdo con la capacidad de las máquinas.