whole_foods

(Por Alicia Davara)

Amazon anuncia a bombo y platillo la adquisición del retailer estadounidense Whole Foods Market. WalMart contraataca el mismo día, comunicando el cierre de negociaciones y la adquisición de Bonobos. Como en un tablero de ajedrez, la competición y la nueva era, ha comenzado para el sector retail.

Ambas noticias, la compra de Whole Foods por Amazon, la adquisición de Bonobos por WalMart, confirmadas al tiempo, las habíamos anunciado ya en nuestras páginas ecommerce de D/A Retail. Las cifras de la compra varían, 13.400 millones de dólares pagará Amazon a su ya nueva marca, 310 millones de dólares depositará WalMart por la suya. Para el primero, supone dar un salto de gigante en el terreno de la alimentación en supermercados físicos. El segundo, espera conseguir no solo una mayor penetración en el segmento ecommerce moda de Bonobos. También atraer a su marca, sea primero online, sea después también off line, a los miles de usuarios del portal de moda.

OFENSIVA WALMART

Para WalMart, la compra del eretailer Bonobos, un negocio online con tienda física diferenciada, en la que solo se puede experimentar-ver, probar, encargar y recibir online- es la cuarta adquisición en poco más de seis meses para su nuevo CEO del negocio ecommerce Marc Lore.

WalMart avanza en online y también en negocios diversificados. En este caso, EL textil moda masculina de Bonobos, una empresa fundada hace ahora diez años por su actual CEO, Andy Dunn y por Brian Spaly como especialista en comercio electrónico de pantalones diseñados para hombres atléticos. Desde entonces, la empresa ha añadido al surtido, camisas, trajes y prendas de vestir.

El acuerdo final supone la cuarta adquisición de WalMart de compañías de comercio electrónico después de comprar ShoeBuy por 70 millones de dólares (65,8 millones de euros), Moosejaw ( 51 millones de dólares/48 millones de euros) y ModCloth, además de Jet.com hace siete meses.

La diversificación hacia actividades como la moda, que no están en el corazón de su negocio principal, que es la alimentación, le proporciona navegar entre nuevos clientes digitales que le amplien presencia en on line y en off line, así como acercarse a un rango y segmento de edad que tampoco forman parte de su clientela habitual.

AMAZON, EL INICIO DE UNA NUEVA ERA

La compra de Whole Foods Market, un importante activo con un valor alto en su estimación, pero a la baja en su percepción, en venta desde hace tiempo, estaba sujeta desde hace meses a difíciles negociaciones. Muchos retailers se encontraban detrás de la empresa estadOunidense. Entre ellos, Kroger o Albertsons.

Fundada en Austin en 1978, Whole Foods cuenta con 462 tiendas en todo el mundo y 87.000 empleados. Considerado hasta ayer un retailer diferenciado como el “rey de los alimentos orgánicos” muchos competidores en la actualidad le están ganando la batalla en el enfoque de alimentación saludable con productos sostenibles lo que le ha reportado descensos continuados desde hace meses.

Su alto valor de mercado, estimado en 10.700 millones de dólares, le convertía en un activo de delicada negociación, “incluso para un gigante como Amazon” opinaban los analistas. Al final, la cifra (13.400 millones de dólares) ha sido superada con creces.

La compra de Whole Foods por Amazon va más allá de su presencia, de un solo golpe, en el terreno de los supermercados y en varios países del mundo. Supondrá un gran vuelco en el sector de la distribución alimentaria y en el propio modelo de negocio clásico. Sumar el concepto de tienda de futuro de Amazon Go, al que más se adapta a las tendencias en la alimentación mundial de Whole Foods (alimentos orgánicos) y añadir su imagen de empresa basada en el “capitalism conscious”. Un nombre acuñado por John Mackey y Raj Sisodia en su obra del mismo título traducido de forma muy libre como “capitalismo responsable” o “capitalismo con conciencia” que se resume en empresa de valor compartido, que tenga en cuenta las necesidades de los empleados, proveedores, clientes, ciudadanos en general, filosofía que también practican empresas como Starbucks o Trader Joe´s.

Whole Foods,  suma a la alimentación saludable, una gestión con la filosofía de una forma de pensar más amplia, que abarca el conseguir un beneficio para todos. Para los ciudadanos y su alimentación más saludable, para la agricultura guiándola por una vía más sostenible, para los colaboradores y proveedores reportando mayores oportunidades.

En ambas compras, la de Amazon y la de WalMart,  se trata de una nueva ofensiva entre dos grandes retailers, llevada en paralelo y en dirección en apariencia contraria, del online al offline y del offline al online, que viene a demostrar los signos de por donde viajará el próximo futuro.

No olvidemos lo que llevamos insistiendo en estas páginas hace ya tiempo. La omnicanalidad no es una estrategia para las empresas. Es una realidad para el consumidor que ya no distingue en su viaje en que canal interactúa con la marca o enseña. Pero no perdona a aquellas marcas o enseñas que no estén ahí esperándole en el camino, todo momento, todo canal y con una imagen-gestión- única y global.

Es también el inicio de una nueva Era en la que muchos ciudadanos exigen ya, además de todo canal, diálogo cercano, con canales experienciales y empresas responsables y, en el caso de alimentación, productos saludables. Y exigen también a marcas y enseñas un equilibrio entre generar beneficio y empleo y con él rendimiento económico para el inversor, equilibrando la balanza con un beneficio añadido para trabajadores, productores y ciudadanos.

La nueva era para el retail no ha hecho más que comenzar.

adavara@daretail.com