amazon-marketplace

Amazon ha elegido la localidad de Getafe (Madrid) para su primera estación logística, que le permitirá operar en España con una mayor capacidad y flexibilidad para así poder ofrecer entregas más rápidas. La apertura, en 2018, supondrá la creación de 80 empleos directos.

Con una superficie aproximada de 12.300 m2, la estación logística permitirá que las empresas de transporte, tanto locales como regionales, puedan entregar más rápidamente los pedidos realizados por clientes de Amazon. Por otro lado, las empresas de transporte que trabajan con Amazon podrán optimizar sus tiempos de entrega gracias a un software avanzado que les recomendará las rutas de entrega y tendrá en cuenta diversas variables, como, por ejemplo, los límites de velocidad y los patrones de tráfico diarios.

John Tagawa, Vicepresidente de Amazon Logistics para la UE, ha explicado que la nueva estación logística en Getafe fortalece la red de distribución en España, “permitiendo satisfacer las necesidades de entrega de nuestro y ofrecer un mejor servicio a todas las empresas que venden sus productos en Amazon. Asimismo, también ayuda a las empresas independientes de paquetería de cada región a hacer crecer sus negocios, ya que les ofrecemos soluciones tecnológicas de última generación para que realicen la entrega de los pedidos de Amazon.”

La red logística de Amazon en España incluye el centro logístico de San Fernando de Henares (Madrid), la primera instalación logística de la compañía en España, que comenzó sus operaciones en 2012, un año después del lanzamiento de Amazon.es, y un centro en Castellbisbal (Barcelona) dedicado a Amazon Pantry, el nuevo servicio que permite a los clientes comprar miles de productos básicos del día a día en los tamaños que necesitan sin compra mínima. La compañía abrirá un centro logístico en El Prat (Barcelona), así como otro en Martorelles (Barcelona), ambos en otoño de 2017. Además, Amazon cuenta con dos centros logísticos urbanos en Madrid y Barcelona para proporcionar entregas ultra-rápidas a sus clientes Prime en estas ciudades a través de su servicio Prime Now.

Además de estas inversiones en su red logística europea situadas en España, Amazon abrió sus oficinas corporativas en España en 2012 y ha escogido Madrid para instalar su Tech Hub en el Sur de Europa, tanto para dar soporte a Amazon Business, el marketplace para empresas de la compañía, como para desarrollar nuevos servicios y funcionalidades para las cinco webs europeas de Amazon. En marzo la compañía anunció que creará 500 empleos más hasta 2019 con la apertura de su Seller Support Hub, ubicado en Barcelona, un equipo multilingüe que dará asistencia a pequeñas empresas de Francia, Italia y España que venden en Amazon Marketplace.

Sumando todos los puestos de trabajo fijos en sus diferentes negocios, Amazon ampliará su plantilla en España de los 1.000 empleados a más de 1.600 a finales de 2017. Asimismo, desde Amazon Marketplace, ya ha permitido a miles de empresas españolas incrementar sus ventas y expandir su negocio a mercados extranjeros: en 2016, las ventas internacionales realizadas por pequeñas y medianas empresas españolas en Amazon superaron los 200 millones de euros. Actualmente, estas empresas dan trabajo a más de 2.100 personas que se encargan de gestionar los pedidos de clientes de Amazon de todo el mundo.