El optimismo ante el mantenimiento del ritmo de crecimiento de la economía se muestra en el consumo. Y 7 de cada 10 consumidores creen que deben mantener su nivel de consumo. Y las Marcas del Fabricante consolidan posiciones. 

consumo

 

Según el Informe Perspectivas del Consumidor de Kantar Millward Brown, en el segundo trimestre de 2017 hemos asistido un retorno de las marcas fabricantes a las preferencias de los consumidores, que han incorporado un comportamiento de poco riesgo en su consumo.

Marcas de fabricante consolidan poco a poco su posición, con un 34,4% de los consumidores que prefiere adquirir marcas conocidas porque le ofrece seguridad. A pesar de ello, se encuentran bastante cerca del 31,5% que se decanta por las llamadas “marcas blancas” consideradas más baratas y con garantía.

Este consumidor que asume pocos riesgos está dispuesto a comparar y probar varias marcas (así lo declara el 26,8%) pero no parece muy abierto a la innovación, y sólo el 10% prefiere buscar marcas nuevas que ofrecan nuevos servicios y prestaciones.

Con mayores niveles de confianza aunque aún sin grandes perspectivas de futuro, los consumidores creen mayoritariamente que lo más inteligente en este momento es mantener los niveles de consumo (71,4%), un valor que ha ido en crescendo en los últimos años. De manera complementaria, asistimos a una bajada de aquellos que pensaban que debían reducir sus gastos, y que actualmente suponen el 18,9% de los consumidores.

El porcentaje de consumidores que consideran que deben aumentar su nivel de consumo no ha experimentado tendencias similares, sino que por el contrario desciende después de varias oleadas de crecimiento.

Cuando preguntamos por la percepción de si es buen momento para adquirir una bolsa concreta de 25 productos y servicios, en general vemos cierta estabilización muy en línea con la tendencia observada en la confianza del consumidor.  Tras varias oleadas con crecimiento en la idea de que era un buen momento para comprar, se aprecia que el consumo interno está alcanzando su tope. Habrá que observar en futuras olas si esto supondrá un giro negativo o una tendencia estable.