1346398_Lidl

Es la cadena de supermercados que más crece. En  facturación y en cuota de mercado. Con clara apuesta por el mercado español, Lidl espera seguir a igual ritmo. Y no descarta hacerlo de forma más veloz por la vía de adquisiciones. La multicanalidad, o entrar en el canal ecommerce, puede esperar.

“Entraremos en online cuando tenga sentido” decía esta semana  Ferrán Figueras,  director general de finanzas de Lidl en España al presentar los resultados de la cadena en su ejercicio 2016, cerrado en febrero último. Resultados crecientes en un 9,4 % hasta los 3.335 millones de euros, le sitúan en una excelente quinta posición en el ranking detallista en nuestro país.

“Un buen ejercicio” para los responsables de la cadena de supermercados  que les permite seguir apostando por el mercado español , donde encuentran un potencial para seguir creciendo. De media, entre 30 y 40 aperturas por año hasta alcanzar una cifra de entre 800 -850 tiendas.

Para ello, inversiones de 300 millones de euros en 2017 con la creación de un millar de empleos en cerca de 30 establecimientos nuevos. Un número algo menor a las 39 aperturas de 2016, de las cuales solo cinco tiendas eran totalmente nuevas, el resto fueron reformas y cambios de ubicación de locales ya existentes. El ejercicio que culminó con 540 tiendas y 560.000 m2 de superficie comercial y más de 12.500 empleados.

Todo ello en el canal físico, a la espera de una oportunidad en ecommerce, proyecto que reconocen tener en estudio, sobre la experiencia online de la empresa en países como Alemania, Bélgica y Holanda, pero que de momento en  España no está maduro.

No lo descartan a medio plazo. Como no descartan crecer por la vía de adquisiciones, siempre que surja una oportunidad a pesar de que la filosofía de la compañía es el crecimiento orgánico.